Pánico por derrame tóxico en la facultad de Medicina de la UBA

Una mujer debió ser hospitalizada por picazón en la vista. En el lugar trabaja una cuadrilla de Riesgos Especiales y de Bomberos. La situación ya fue controlada.

Cientos de personas se autoevacuaron del edificio de la facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el barrio Norte porteño, por los efectos del derrame de una sustancia tóxica.

Según los primeros informes de los bomberos, una determinada cantidad de fenol se derramó a las 14.15 en el subsuelo del edificio ubicado en Paraguay y Uriburu y rápidamente los gases se extendieron por todos los pisos a través del hueco de los ascensores.

â??El fenol produce ardor en los ojos e irritación en la garganta, pero es pasajero. Se autorizó la entrada de profesores y alumnos y se retomarán las clases y estamos decidiendo si se llevarán a cabo los actos programadosâ??, dijo el Dr. Salomón Muchnik.

Los pisos séptimo y octavos fueron los primeros en autoevacuarse mientras llegaban dos dotaciones de bomberos del cuartel central y una cuadrilla de Riesgos Especiales, de la misma repartición federal.

Con el correr de los minutos todo los presentes en el edificio se autoevacuaron, algunos con molestias en los ojos, como una mujer que fue derivada con ese síntoma al vecino hospital de Clínicas.

En tanto una joven rodó por las escaleras cuando intentaba ganar la calle y tuvo que ser trasladada al hospital Fernández con politraumatismos.

Los especialistas de bomberos trabajaron en el subsuelo para limpiar el derrame supuestamente de fenol.

De acuerdo a un bombero que intervino en el operativo, la sustancia estaba en un continente mezclado en un montículo de residuos que, presuntamente al moverse, se derramó ocasionando el incidente.

Antes de las 15, el edificio volvió a poblarse mientras los bomberos terminaban de limpiar el subsuelo, que quedó clausurado.

Fuente: www.infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.