Tragedia: un rodriguense falleció en un accidente laboral en un silo en Chivilcoy

El hecho ocurrió ayer, lunes 30 de julio, en horas de la tarde. La víctima tenía 18 años y, según medios de aquella ciudad, hacía 15 días había comenzado a trabajar en el lugar.

Un rodriguense murió ayer, lunes 30 de julio, en horas de la tarde durante un accidente laboral en Chivilcoy. Ocurrió mientras trabajaba en un silo cerealero de la empresa Andreoli S.A sobre la Ruta Provincial 30 de aquella localidad.

Según publicó el medio La Gaceta, la víctima tenía 18 años y fue identificado como Lucas Alberto Del Valle, que sería oriundo de General Rodríguez y hacía 15 días que trabajaba en el lugar, al que habría ido a trabajar con su padre. Su madre sería Alejandra Mendez, que se desempeñaría como portera en una escuela de nuestro distrito.

De acuerdo a lo informado por los medios de Chivilcoy, tres empleados se encontraban “paleando” en el interior de un silo cuando por razones que aún se tratan de establecer, el cereal se desmoronó y provocó que cayeran dos de ellos, Victor Quiroz (29) y Lucas Del Valle. El empleado que no se había caído rescató al primero pero no pudo asistir al rodriguense, que terminó fallecido atrapado en el cereal.

Por estas horas, la investigación se centra en las condiciones en las que los hombres realizaban la tarea al momento del accidente: si poseían elementos de seguridad como sogas y arneses para resguardar los riesgos, algo que familiares y amigos de los empleados negaron.

Los Bomberos Voluntarios de Chivilcoy se hicieron presentes en el lugar para rescatar a Valle pero al intervenir con su brigada de rescate constataron que el joven había perdido la vida y detuvieron su accionar hasta la llegada de la fiscalía y Policía Científica.

A Valle se le iba a realizar la autopsia en el hospital local a las 11 horas del día de hoy.

Velatorio: Intendente Manny 1069, desde las 20 hs del 31.

Fuente: www.lapostanoticias.com.ar

2 comentarios en «Tragedia: un rodriguense falleció en un accidente laboral en un silo en Chivilcoy»

  1. Totalmente de acuerdo con Hugo Ferrari. Este tipo de empresarios pena que las personas son un bien de cambio. Mientras no haya castigo para los máximos responsables de las empresas que sostienen estas maldad e inseguras prácticas con sus trabajadores, por más estricta que será la letra de la ley va a seguir sucediendo. Ahora le toca a la justicia hacer verdadera justicia. Pero vivimos en la Argentina dónde la justicia es dependiente del poder político. Por eso no tengo muchas esperanzas. Saludos.

  2. Es una verguenza que tras años de profesión, vuelva a la memoria el hecho de haber efectuado varias investigaciones y peritajes de accidentes mortales de esta indole, en los cuales hubieren fallecido en casos multiples varios adolescentes “palancheando” sin asignación de arnes y ni uso del mismo.
    Otros varios por estar palancheando tambien grano en el interior de silos cerealeros, y que tras provocarse rotura del “puente” hubieren caido dos menores de edad que estaban sin registrar; y hubieren muerto tambien por desmoronamiento del talud inferior los otros dos compañeros tambien sin registrar. Cuatro muertos en un evento.
    Otros por explosión por falta de mantenimiento de norias y cargilones, y la lista seria interminable.
    Años de aplicación del Dec 617/97 y que continúen sin ejercerse controles desde los entes estatales y asociaciones sindicales y gremiales que dicen proteger a sus trabajadores.
    Aparentemente no es rentable proteger al trabajador y al Estado no le interesaría proteger a sus ciudadanos.
    Y no apunten al discurso clasico de que el sistema no sirve: NO SIRVE NINGUN SISTEMA DIRECTO O CRUZADO QUE NO SE APLIQUE CONCIENZUDAMENTE. LAS LEYES Y DECRETOS SON PARA APLICARSE A RAJATABLA
    Estado auente?.
    Patronales ausentes?
    Gremios ausentes?.
    Entes de contralor ausentes?.
    Desaprensión masiva?
    Convivencia con una necesidad extrema de trabajar a cualquier costo?
    Combo maquiavelico y temerario?.
    Resultado final: Siguen falleciendo los trabajadores, y trabajadores SOMOS TODOS, sino seriamos especuladores.
    Trabajar para lograr el ingreso decente y cubrir las necesidades y expectativas propias del grupo familiar; aportar a un futuro que se ve trunco por alguna imprevisión.
    NO SE DEBE PERDER LA VIDA Y LAS ESPERANZAS JUSTAMENTE EN EL AMBITO EN EL QUE SE VA A ENALTECERLAS Y A LOGRAR EL SUSTENTO DIGNO.
    Tristeza e impotencia por inacción ajena.
    Una vida menos, una fuerza laboral menos, POR NADA.
    Buenas tardes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.