Un terrible incendio en un boliche pudo terminar en tragedia

La discoteca había pasado todas las revisaciones que realiza el Cuerpo de Bomberos. Sin embargo, en sólo diez minutos el local estaba completamente en llamas. En el interior del lugar habían cinco hombres realizando refacciones.

El techo, la iluminación, el cielorraso y otras partes del establecimiento fueron devorados por un incendio accidental en la tarde de ayer. En el interior del boliche había un empleado colocando una membrana impermeable y el fuego de un soplete que utilizó fue el motivo del siniestro.

El hecho ocurrió a las 16.15 en la disco Terapia, ubicado en Chacabuco, Provincia de Buenos Aires. Había cinco hombres realizando refacciones en el interior del local y uno de ellos resultó herido. Sin embargo, el siniestro pudo ser una tragedia si el local se encontraba funcionando ya que en menos de 10 minutos el lugar fue devorado por las llamas.

Lo que es aún más preocupante es que el boliche había pasado por todas las revisaciones que realiza el Cuerpo de Bomberos de la Provincia, que tiene asiento en la ciudad de Junín, según publicó hoy El Urbano de Chacabuco.

Apenas vio el fuego, uno de los hombres que se encontraba en el local corrió en busca de un matafuego pero fue inútil debido a la velocidad con la que las llamas avanzaron sobre la construcción.

Se necesitaron cuatro dotaciones de bomberos para apagar el fuego.

Fuente: www.infobae.com

Se prendió fuego durante un show e intentaron apagarlo con vodka

Un joven estaba viendo la presentación de un empleado de un boliche mendocino cuando fue alcanzada por gotas de bebidas alcohólicas que se prendieron fuego. Intentaron ayudarlo pero sólo empeoraron la situación

Un joven de 24 años estaba presenciando un conocido show en la disco Geven de Malargüe. El barman terminó su acto con una hilera de fuego en la barra, que prendió las manos de Claudio Sánchez.

A las cinco de la mañana el barman presentó su conocido juego con botellas. Durante el show, gotas de alcohol salpicaron a uno de los espectadores, sin que nadie lo notara, informó el diario Los Andes.

Para el gran final, el barman “coloca alcohol en la barra y se forma una pequeña hilera de fuego. Luego se apaga rápidamente y la gente aplaude», explicó uno de los agentes del caso.

Sin embargo, esta vez las cosas no salieron según lo planeado. La víctima se prendió fuego y desató el caos.

El barman intentó ayudarlo y le arrojó vodka para apagar el fuego, pero sólo consiguió animarlo más.

Sánchez sufrió quemaduras de primer grado en ambas manos. Quedó internado en el hospital de Malargüe.

Fuente: www.infobae.com

Un barman hacia un show de fuego con bebidas y quemó a tres chicos

Tres jóvenes sufrieron quemaduras leves durante una degustación de tragos alcohólicos realizada en una discoteca del barrio de Alta Cordoba, cuando el muchacho de la barra realizaba el espectáculo.

Tres jóvenes sufrieron quemaduras leves durante una degustación de tragos alcohólicos realizada en una discoteca del barrio de Alta Cordoba, cuando el barman implementó un show de fuego en las bebidas.

Gustavo Córdoba, dueño de la discoteca ubicada en la calle Fragueiro, dijo hoy estar «muy preocupado» por el incidente que afectó con llamas el rostro de dos jóvenes y el brazo de un tercero.

Todo ocurrió en la madrugada del domingo. Los jóvenes alcanzados por las llamas fueron asistidos en el Instituto del Quemado de esta ciudad, donde se constató que no se trataba de heridas serias.

Las degustaciones y shows de los barman en pubs y discotecas suelen ser un atractivo extra en locales de diversión nocturna, donde la presentación de tragos como el llamado Satanás consiste en prender fuego la superficie del cocktail de gin o vodka con un encendedor, mientras se gira el vaso.

Córdoba admitió hoy, en declaraciones radiales, que el encendido de algunos tragos es «una práctica que es habitual y que se hace a modo de espectáculo».
En el episodio del domingo debió ser convocada la policía, los bomberos y un servicio de emergencias médicas.

Fuente: www.infobae.com

Confirman el procesamiento de cuatro bomberos por una causa conexa a Cromañón

Están acusados del delito de negociaciones incompatibles con la función pública. Se sospecha que recomendaban asesorarse con determinadas empresas para obtener el certificado de habilitación. La medida, dictada por la sala V de la Cámara del Crimen, también alcanza a tres directivos de compañías de seguridad.

La Sala V de la Cámara del Crimen confirmó los procesamientos por «negocios incompatibles con la función pública» del ex jefe de Bomberos de la Policía Federal, Alberto Corbellini, de tres agentes de esa fuerza y de tres presuntos directivos de empresas vinculadas a la seguridad, en el marco de una causa anexa a la tragedia de Cromañón.

Los imputados están acusados de participar de un circuito irregular de tramitación de certificados de bomberos para locales comerciales, en una causa anexa a la que se sustancia por la muerte de 194 personas en el boliche de Once.

Se trata del titular de Bomberos y de los integrantes de esa fuerza Marcelo Nodar, Marcelo Esnok y Gustavo Bravo y, por otra parte, de los supuestos directivos de las compañías Ipex y Bausis, Rubén Fuertes, Luis Peruca y Viviana Vigne.

La sala V de la Camara del Crimen ratificó la acusación que había elevado el ex juez de la causa Cromañon, Marcelo Lucini, que tiene penas que van de uno a seis años de prisión e inhabilitacion perpetua.

Fuente: Diario Clarin

Incendio en un conocido local bailable del barrio de San Telmo

Tres dotaciones de bomberos acudieron al lugar para combatir las llamas. La Policía investiga los motivos del siniestro, que ya habría sido sofocado. Se desconoce si hay víctimas.

Esta noche se registró un incendio en Museum, un conocido boliche situado en Peru 535 en pleno corazón de San Telmo.

Tres dotaciones de bomberos acudieron inmediatamente al lugar del siniestro y, según se informó, habrían logrado combatir las llamas.

Aún no se informó si hay heridos.

Fuente: www.infobae.com

Prescribió la causa por el incendio de la discoteca Kheyvis

El dueño de la discoteca donde murieron 17 jóvenes en el trágico incendio de 1993 sólo fue condenado a dos años de cárcel por â??falsificación de instrumento públicoâ??. La acción penal por «homicidios culposos y lesiones culposas» quedó prescripta.

El juez de Transición número 2 de San isidro, Eduardo Lavenia resolvió condenar a Francisco Osvaldo de Jesús a 2 años de prisión, pero por el delito de «falsificación ideológica de instrumento públicoâ??.

La determinación se basa en las irregularidades detectadas en la disco, entre ellas, que el techo no era de losa, que había 3 matafuegos en lugar de los 5 denunciados y que las ventanas estaban abiertas, cuando se comprobó lo contrario.

El juez, declaró prescripta la acción penal contra De Jesús por â??los delitos de homicidios culposos y lesiones culposas por omisión y con pluralidad de víctimasâ??.

El 20 de diciembre de 1993 ocurrió el incendio en el local bailable de la localidad de Olivos, partido bonaerense de Vicente López, donde murieron 17 personas.

Fuente: www.infobae.com

Endurecen sanciones para que se cumplan las normas de seguridad

SEGURIDAD PORTEÑA : LA MEDIDA LE APUNTA PRINCIPALMENTE A BOLICHES, HOTELES Y GERIATRICOS
El Gobierno porteño introduce cambios al Código de Faltas. Multas como obstruir una inspección pasan de $ 100 a $ 1.000. Y exceder la capacidad permitida en un local bailable, de $. 1.000 a $ 10.000.


INSPECCION. TAREAS EN UN CENTRO COMERCIAL DURANTE UN CONTROL DE 2005. AHORA, LAS MULTAS SERAN MAS DURAS. (Foto: David Fernández / Archivo Clarín) DAVID FERNANDEZ / ARCHIVO CLARIN

Vamos a ser implacables y persecutorios». La frase que suena fuerte y hasta algo intimidante, fue dicha por el vicejefe de Gobierno porteño a cargo del ejecutivo, Jorge Telerman, para sintetizar los cambios que se introducirán, por decreto, al Código de Faltas porteño.

¿Quiénes serán «implacablemente perseguidos», entonces? Los dueños de boliches, geriátricos, hoteles y pensiones, que no cumplan con las normas de seguridad exigidas. «Hoy no están fallando los controles, sino la severidad de las sanciones», le sintetizó a Clarín, Diego Gorgal, el secretario de Seguridad porteño.

Los funcionarios justifican la orientación de las modificaciones al Código de Faltas, con la experiencia recogida durante 2005, en las 129.635 inspecciones realizadas (un 80% más que en 2004): dicen que los controles identifican irregularidades e incumplimientos, que luego no logran ser corregidos por la falta de severidad en la sanción.

En la Secretaría de Seguridad apuntan el siguiente ejemplo: en setiembre pasado, un «patovica» de un local bailable del barrio de Congreso (Bartolomé Mitre al 1.800) le pegó una paliza a un chico. Ese local había sido clausurado cuatro meses antes, entre otros puntos, por no tener registrado al personal de seguridad privada. La sanción que había recibido por esa falta fue un simple apercibimiento. Con las modificaciones al Código, el dueño de ese boliche ahora podría ser sancionado con una multa de 5 mil a 20 mil pesos, y también con la inhabilitación para funcionar.

«Nos hemos encontrado —cuenta Gorgal— con dueños de geriátricos que no permiten el ingreso de los inspectores; la falta es obstrucción del procedimiento. Se presentan ante los controladores de falta, pagan el mínimo ($ 75), y el geriátrico sigue sin estar inspeccionado». La sanción a esta falta se elevará de $ 100 el mínimo a $ 1.000, con posibilidad de clausura. Y la sanción se elevará de 10 mil pesos a veinte mil, si se trata de un boliche o de un lugar donde se alojan personas (geriátrico u hotel).

Desde la oficina de Gorgal, a modo de ejemplo, citan también una nota periodística del progra ma de radio Mitre, «Magdalena tempranísimo», del jueves pasado. Se trataba de un robo en Arenales y Laprida. Una vecina denunciaba a un quiosco que vende bebidas alcohólicas, sin autorización. «¿Por qué no lo clausuran?», preguntó el periodista Horacio Caride. «Lo clausuraron tres veces y lo volvieron a abrir», le respondieron. «A situaciones como ésas apuntan las modificaciones. Queremos que transgredir una norma sea mucho más difícil que ahora», explicó Jorge Telerman.

Durante 2005 se impusieron 418 clausuras a 356 locales que no tenían habilitación para la actividad de baile. Hubo locales que fueron clausurados en más de una ocasión. «Queremos sanciones más fuertes para las reincidencias en las faltas de seguridad», apuntó Gorgal.

En su charla con Clarín, Telerman dijo que «estas modificaciones no afectan ninguna libertad individual, sino que son políticas públicas que garantizan derechos; no estamos creando nuevas normas», fundamentó .

Las quince modificaciones al Código de Faltas se formalizarán mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia de firma inminente. Aún cuando estos cambios podrán aplicarse de inmediato, el Decreto debe ser aprobado o rechazado por la Legislatura porteña. «Vamos a tener acompañamiento de otros sectores políticos», estimó Telerman.

En marzo, posiblemente, el Gobierno presente un proyecto de ley, con una reforma integral al Código de Faltas. «¿Por qué primero un decreto? Porque estas modificaciones son necesarias y de urgencia; el resto puede esperar un poco», respondió el vicejefe de Gobierno.

«Estos cambios darán mayor severidad y mayor capacidad de acción al Estado», insistió Telerman. La eficacia de los controles del Estado porteño, en cierto punto, están siendo hoy discutidos en el juicio político a Aníbal Ibarra. «Las modificaciones al Código de Faltas están en la línea de todo lo actuado durante 2005 por este Gobierno», se atajó Telerman, ante la mínima insinuación vinculada a encontrar una diferencia entre su gestión (de apenas un par de meses) y la de Ibarra. De todos modos, trascendió en fuentes de la Comuna, que los cambios al Código que se harán por decreto, son el resultado directo de un estudio que pidió el propio Telerman, hace casi un mes, al área de Gorgal.

Las faltas y las contravenciones

Sancionar la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido o a menores, está contemplado en el Código de Faltas, pero también en el Código Contravencional. «Hay algunas zonas de intersección entre ambos códigos», indicó Diego Gorgal, el secretario de Seguridad porteño. Pero después, el funcionario dio, en cierto modo, una definición que los diferencia: «El Código Contravencional regula las conductas en el espacio público; el Código de Faltas, de la línea municipal, para adentro», graficó.

Los procesos para dirimir la sanción, también son diferentes. Un fiscal detectará lo que entiende es una contravención; luego seguirá un proceso (similar al de la justicia ordinaria), con juez incluido, para determinar la culpabilidad del infractor. La falta, en tanto, una vez detectada por el inspector comunal, pasa al controlador de faltas, para determinar qué sanción corresponde.

Horacio Aizpeolea.
haizpeolea@clarin.com

Fuente: Diario Clarin

Mañana se cumplirán doce años desde la tragedia en Kheyvis

En el incendio de la discoteca murieron 17 personas. Para conmemorar la fecha, los familiares de las víctimas acamparán frente a la Municipalidad de Vicente López para pedir justicia.

(NA). Los familiares de las víctimas de la tragedia en la discoteca Kheyvis acamparán el próximo martes frente a la Municipalidad de Vicente López, con motivo del duodécimo aniversario del incendio que le costó la vida a 17 personas.

En un comunicado de prensa difundido hoy, los padres de víctimas de Kheyvis informaron que acamparán frente a la Municipalidad «junto con organizaciones barriales, asambleas y asociaciones de la zona» para pedir justicia por el acontecimiento que ocurrido hace ya doce años.

Los familiares y sobrevivientes de la tragedia estarán acompañados por allegados y víctimas del incendio de República Cromañón, de Once, «entre ellos el abogado y padre de Pedro, muerto allí, José Iglesias», informó el comunicado.

Por último, los impulsores de la protesta – que se realizará en horas del mediodía – afirmaron que «a las 17:00 y frente a las fotos de los 17 chicos que murieron en Kheyvis y de los 194 que fueron víctimas de Cromañón» se brindará una conferencia de prensa conjunta para explicar el estado de las causas y exigir que no prescriban.

Fuente: www.infobae.com

Pánico en recital de Juan Luis Guerra y Diego Torres

Al menos ocho espectadores que asistían en el Estadio Olímpico de Santo Domingo a un concierto que compartían el dominicano y el argentino, resultaron heridos al caer una torre publicitaria situada al lado del escenario.

(EFE). Ninguno de los heridos, que fueron trasladados a varios hospitales de la capital dominicana, presentaba lesiones de gravedad, según informaron fuentes de la producción del concierto.

Varios testigos que se encontraban en el lugar explicaron a EFE que la mayoría tenía heridas superficiales.

Unas 50.000 personas corearon durante más de dos horas las canciones de Juan Luis Guerra y su agrupación 4:40 que contó además con la participación sorpresiva del cantautor argentino Diego Torres, quien cantó a dúo con el artista dominicano.

Fuente: www.infobae.com

Bengalas en recital en Mendoza hacen temer un nuevo Cromañón

Ocurrió en la presentación del ex guitarrista de Los Redondos en el estadio cerrado de Andes Talleres. El músico debió amenazar con suspender el show para que apagaran la pirotecnia.

El fantasma de Cromañón se hizo presente hace dos semanas en un recital en el estadio cerrado de Andes Talleres, de Mendoza, donde el ex guitarrista de Los Redondos amenazó con suspender el show ante las bengalas que los fanáticos encendieron en el lugar.

El diario Uno publicó que durante la actuación de Skay, el venerado ex guitarrista de Los Redondos, quien se presentó en el estadio cerrado de Andes Talleres en varias ocasiones hubo bengalas y pirotecnia.

El músico pidió que no las prendieran y hasta cortó un tema que estaba interpretando y amenazó con terminar allí la noche si volvía a ver una bengala.

El dato, que puede resultar anecdótico ante la ausencia de incidentes, demuestra que las bengalas, a pesar de esa tragedia de Cromañón, pertenecen de manera casi indeleble a la cultura del rock.

Las bengalas están asociadas a lo que se conoce como el rock barrial, un movimiento que en algunas de sus exteriorizaciones tiene rituales parecidos a los del fútbol.

Por lo que tirar bengalas es un rito que los grupos estiman que no pueden (ni deben) combatir.

Fuente: www.infobae.com