Sin Participacion y Libertad Sindical, No hay Prevención

“Es necesario discutir un nuevo sistema que contemple primordialmente la prevención, con la defensa de la integridad psicofísica de los trabajadores como eje y no en la ganancia empresaria”, acordaron los compañeros que participaron del Encuentro Nacional de Salud laboral realizado en la Casa del Trabajador de Prensa.

El 29 y 30 de abril se realizó en la Casa del Trabajador de Prensa de Villa Carlos Paz el Encuentro Nacional de Salud laboral, organizado por las Secretarías de Salud Laboral y Medio Ambiente de Trabajo de la CTA Nacional y el ISLYMA. Participaron 60 compañeros de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Capital Federal, Jujuy y Tierra del Fuego.

La riqueza de las presentaciones y los talleres quedó plasmada en el documento final, que constituye una declaración política y a la vez un plan de trabajo para el área para toda la CTA. Participaron Jorge Yabkowski y Guillermo Díaz, secretario de Salud Laboral y secretario de Condiciones de Trabajo y Medio Ambiente de la CTA Nacional, respectivamente.


A continuación transcribimos la declaración final, conclusiones y propuestas:

«En esta nueva etapa de la Central el Encuentro de Villa Carlos Paz, celebrado los días 29 y 30 de abril se ha propuesto llevar adelante las políticas trazadas por el Congreso Federal de Delegados de la CTA retomando el camino los Consejos Consultivos de Salud Laboral.

El día 27 Hugo Moyano y Hugo Yasky compartieron la tribuna con la UIA y el Gobierno para firmar el protocolo cuatrienal de la OISS, apenas una carta de intención, evitando así pronunciarse sobre la derogación de la ley 24557 y la ratificación de los convenios 155 y 187 de la OIT.

De esta manera se posterga nuevamente el debate sobre un nuevo marco normativo en reemplazo de la Ley 24557 de Riesgos del Trabajo, tocada bajo la línea de flotación por los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en los casos “Castillo, Angel Santos c/Cerámica Alberdi S.A.», “Milone, Juan Antonio c/Asociart S.A.” y “Aquino, Isacio c/ Cargo Servicios Industriales S.A.”, por considerar anticonstitucionales disposiciones medulares de la mencionada Ley.

No nos extraña, entonces, que nuestra Central no haya sido invitada a participar de esa foto vergonzosa, de la misma manera en que fue excluida de las frustradas discusiones para cambiar la ley 245557.

El gobierno continúa, con el apoyo de la CGT y la UIA, a los que se ha sumado ahora Hugo Yasky, con las maniobras para “cambiar algo, para que nada cambie”. Desde el Ministerio de Trabajo de la Nación, se menciona a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART), verdaderas protagonistas del fracaso del sistema, como actoras del nuevo instrumento legal; es mas, son las interlocutoras privilegiadas junto a la UIA y la CGT. Asimismo, porque éstas desde la cámara empresaria que las agrupa, vienen desarrollando una falaz campaña intentando mostrar como éxitos, lo que a todas luces fue un fracaso.

La simple existencia de estas entidades de orden privado, ligadas al capital financiero y piedra angular del sistema surgido como parte del paquete de flexibilización y precariedad laboral de los años 90, presupone una inversión de los principios rectores del derecho laboral; a saber, la protección de los más débiles en la relación entre empleadores y trabajadores. El actual sistema de riesgos de trabajo y los “parches” que se le hacen, por ser letra muerta y al sólo efecto enunciativo, las políticas de carácter preventivo y sin ninguna eficacia; muestran su verdadera cara, que es la de garantizar el lucro de la patronales.

Por supuesto, que éstas se cuidan muy bien de explicitar estos objetivos y argumentan que la prevención y la inmediatez de sus prestaciones son su principal función. Estos argumentos colisionan con estadísticas (parciales por omisión de denuncias y porque el sistema sólo atiende al trabajo registrado) que nos hablan de un incremento de la siniestralidad.

En segundo lugar, el sistema vigente y el que se está pergeñando excluye la participación de los trabajadores, como única forma eficaz de cualquier política de prevención, tal como dicta la experiencia internacional, los Convenios y Recomendaciones de la OIT; en particular El Programa Internacional para el mejoramiento de las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo(PIACT) , los Convenios 155 y 187 y la Resolución Nº 164 . Asimismo se hace caso omiso de las Directrices del MERCOSUR en la materia y los nuevos derechos y garantías de la reforma constitucional de 1994.

De esta forma, el Gobierno Nacional vuelve a borrar con el codo lo que suscribe con la mano y se intenta consagrar una formalidad en la participación de los trabajadores, en un contexto de falta de libertad sindical. Con esto se allana el camino a los gremios cegetistas, que pretenden engrosar la tajada que ya perciben en el negocio de los seguros del trabajo (tal cual confesara el propio Moyano en su discurso del 27 de abril) ó de los grupos empresarios que pretenden darle a las ARTs forma de mutuas, copiando nuevamente sistemas que en otros países han fracasado.

La persistencia del sistema aggiornado sólo beneficia al sector empresario enriquecido en estos años, no dispuesto a distribuir la renta, y sí a descargar su propia “crisis” sobre los trabajadores, denigrando aún más los salarios y las condiciones de trabajo y a una dirigencia sindical distraída, cuando no cómplice de las políticas patronales, que avala despidos, suspensiones y rebaja de salarios, con la consecuente degradación de las condiciones de trabajo y las consecuencias que provocan y provocarán sobre el futuro y la salud de los trabajadores y sus familias.

Sin participación y libertad sindical, no hay prevención Es necesario discutir un nuevo sistema que contemple primordialmente la prevención, con la defensa de la integridad psicofísica de los trabajadores como eje y no en la ganancia empresaria; eliminando la figura de las ART, o cualquier forma o nombre que pudieran adoptar en el futuro, manteniéndose en el orden del derecho privado. Una política en este sentido, debe contemplar en primer lugar una eficaz política preventiva, que permita eliminar el riesgo en su origen y que no depositen en el trabajador la responsabilidad bajo el eufemismo de “hábitos de trabajo seguros”.

Y esto no es posible sin la participación de los trabajadores en Comités Mixtos y la instauración de la figura del Delegado de Prevención. Para ello, es necesaria la democratización de las organizaciones de trabajadores mediante la vigencia plena de la libertad sindical y la protección mediante fueros de los trabajadores electos para estas funciones; favoreciendo así que la lucha por la salud y por las condiciones y medio ambiente de trabajo, sean parte integral e inescindible de la estrategia de las organizaciones sindicales.

En el protocolo de la OISS suscripto por el gobierno con Moyano, Yasky y la UIA se fija como meta la elección de delegados de prevención en todo el territorio nacional para el año 2013.Nos preguntamos ¿Bajo que norma legal? ¿Quienes podrán elegir y ser electos? ¿Con que fueros?

Consideramos necesario debatir como, en las diversos escenarios sectoriales y regionales, la elección de delegados de prevención se incorpora a la iniciativa de la elección de los 100.000 delegados lanzada por el Congreso e Mar del Plata.

Asimismo nos pronunciamos por un fortalecimiento del papel del Estado; tanto en lo que hace a la recuperación del papel de policía del trabajo; como en la articulación de una política integral y universal de salud de los trabajadores (estén o no registrados y con cualquier característica que asuma el trabajo), que garantice la inmediatez de las prestaciones que le sean requeridas con cargo a la patronal que la genere (ya sea ésta privada ó pública), garantizando los derechos establecidos por el Artículo 14 bis de la Constitución Nacional , que tornan en responsabilidad ineludible e indelegable por parte del Estado Nacional, el garantizar todos los derechos de la Seguridad Social.

Reafirmamos el camino trazado en las reuniones del Consejo Consultivo Nacional de Salud Laboral de la CTA y la necesidad de redoblar esfuerzos para relanzar durante el 2011 el ”Proyecto de Ley de prevención de los riesgos laborales y reparación de daños e incapacidades derivados de accidentes de trabajo y enfermedades laborales” presentado en el año 2006, acompañado por una delegación de nuestra Central en el Congreso de la Nación y enriquecido por el aporte colectivo de los trabajadores.

Por todo lo expresado, ponemos a consideración de la Mesa Nacional, la urgente necesidad de un gran debate que posibilite la formulación de un Plan de Acción Nacional que abogue por la derogación lisa y llana del actual sistema de riesgos del trabajo y la promulgación de un sistema de prevención, que reconozca a la participación de los trabajadores como instancia ineludible para su eficacia, reafirmando el principio de autonomía de la Central de Trabajadores de la Argentina. Ante esta situación y como contribución al mencionado debate y Plan de Acción, los participantes del Encuentro de Villa Carlos Paz, proponemos a la Mesa Nacional:

1. Desarrollar estos espacios de encuentro, análisis, reflexión y acción política.

2. Promover el debate hacia el interior de nuestras organizaciones.

3. Promover una audiencia pública en el Parlamento Nacional el 22 de junio, en ocasión de cumplirse el trigésimo aniversario de la firma del convenio 155 con el objeto de relanzar la ley de CTA de 2006 y promover la ratificación parlamentaria de los convenios 155 y 187 de la OIT.

4. Promover la realización de Encuentros por región geográfica y por sector de trabajo.

5. Desarrollar una política de capacitación desde la investigación participativa, potenciando las iniciativas en curso en las distintas regionales de la CTA.

6. Convocar a un nuevo encuentro nacional de salud laboral de la CTA en setiembre de 2011 en Villa Constitución.

Fuente: www.argenpress.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.