«El no tenía que estar ahí, no era su función, lo obligaron a quedarse»

«No me esperen a comer, estoy haciendo de bombero». Este mensaje de texto quedó grabado en el celular de Julio González, el padre del joven que falleció el viernes a la madrugada al quedar sepultado por un montaña de viruta mientras apagaba un incendio en el puerto de la empresa Noble.

Oscar debía salir a las 22 del jueves. Sin embargo y debido a un foco ígneo que se produjo en un chip de astillas de madera que se utiliza para encender una caldera, tuvo que quedarse a intentar sofocar el incendio.

El muchacho trabajaba para una contratista de Puerto San Martín y su tarea específica era la de soldaduras eléctricas. No tenía ningún tipo de capacitación como brigadista. El padre le preguntó: «¿Cómo de bombero?», dijo entres sollozos Liliana, la madre de Oscar, a LaCapital.

Lo cierto es que ese mensaje fue el prólogo del drama que se desató horas más tardes en esta reconocida familia de la localidad de Aldao, cuando horas más tarde recibieron la noticia que jamás hubiesen querido escuchar.

Tanto Oscar como otros cuatro operarios se encontraban en uno de los extremos de la montaña de astillas que según fuentes inobjetables comenzó a arder alrededor de las 20 del jueves, y el accidente se produjo en las primeras horas de la madrugada.

Los trabajadores con palas y mangueras trataban de sofocar el incendio, mientras que en el otro extremo trabajaba una pala. Por causas que aún no fueron informadas la pila de maderas, que tiene más de diez metros de alto por unos treinta de diámetro, cayó sobre el grupo de trabajadores sepultándolos.

Cuando lograron sacar los cuerpos se comprobó que Oscar había fallecido. Si bien se presume que la causa fue la asfixia, no hay confirmación oficial. «No sabemos nada, todavía no nos dijeron nada y ni siquiera me lo dejaron ver», dijo Liliana.

Por su parte, Julio remarcó: «El no tenía que estar ahí, no era su función pero lo obligaron a quedarse» y con respecto al mensaje afirmó: «Lo voy a guardar de por vida».


Lo cierto es que este accidente despertó una ola de repudios de distintas organizaciones sindicales del cordón y el lanzamiento de una medida de fuerza por parte de todos los gremios y un acto para este lunes en San Lorenzo. Desde las 0 del lunes hasta las 13 habrá un cese de actividades y a partir de las 11, una convocatoria en la denominada «esquina de los bancos» de avenida San Martín y Urquiza, donde tendrá lugar un acto en homenaje al trabajador fallecido y en demanda de mejores condiciones de trabajo.

Precisamente Julio Gonzáles confirmó la participación de la familia en el encuentro. «Nosotros vamos a ir, queremos escuchar que se dice y saber qué pasa».

Comunicado. En un comunicado la CGT San Lorenzo expresó «el más hondo pesar con los familiares de los trabajadores muertos y accidentados con motivo de estar prestando servicios en ámbitos de la firma Noble» y calificó como «gravísimo al accidente padecido. A todas luces una tragedia fácilmente evitable por todos sus responsables directos, los privados e indirectos, los agentes públicos».

La causa recayó en el juzgado de Instrucción Nº 12 de San Lorenzo, a cargo de Eduardo Fillocco y fue caratulada como «averiguación de incendio en Noble Argentina SA, y deceso de Oscar González».

El resto de los heridos son Raúl Fasano de 47 años con domicilio en Timbúes; Daniel Basualdo de 31, de Puerto San Martín; Gustavo Vega de 38, también de Puerto San Martín y Pablo Bermúdez de 32 con domicilio en Granadero Baigorria.

Fasano y Basualdo fueron derivados inmediatamente al Instituto Médico Regional de San Lorenzo, mientras que Vega y Bermúdez quedaron internados en el sanatorio Mapaci de Rosario.

Por Marcelo Abram / La Capital

Fuente: www.lacapital.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.