De casa al trabajo más seguro

La muerte de un operario en la planta Noble de Timbúes volvió a disparar la discusión. El rol del Estado, el imcumpliento de las empresas y los comité de seguridad.


Un operario tercerizado murió cuando apagaba un incendio en Noble sin medidas de seguridad.

Desde mediados de los noventa las empresas de la región fueron implementado las normativas con el sistema de seguridad en el trabajo y la aparición de las Aseguradoras de Riesgo. Es evidente que en algunos sectores las medidas no han llegado o llegan tarde. Fue fundamental el rol del Estado en todos sus grados para ponderar el tema y ponerlo en agenda. Lo cierto es que si bien los accidentes más resonantes fueron en grandes empresas la mayor complicación para implementar reglas de prevención es el grupo de micro y pequeñas empresas.

«La Seguridad Industrial es una responsabilidad de todos, tanto los sindicatos como los empresarios y el Estado», afirma Walter Andreozzi asesor en la materia del la Federación Industrial. Destaca que el marco ideal para tratar este problema son los Comités Mixto y que el tema es muy delicado y necesita de una presencia permanente en el plano político: «Las discusiones se dan entorno a los aumentos salariales pero no hablan de seguridad y salud. Vamos atrás del siniestro. Lamentablemente la seguridad vuelve escena con un accidente trágico. Tiene que ver con el fino del argentino, si no hay un muerto los temas no se debaten. Siempre vamos atrás del muerto», criticó Andreózzi.

-¿Cuándo se da el quiebre en seguridad industrial tanto del Estado como de los empresariado?

Si bien hay distorsión en el sistema la conversión empezó en 1994. En materia prevención se empezaron a hacer e implementar medidas que nunca en la historia se hicieron. Por ejemplo la creación de los comités mixtos de trabajo en Santa Fe. Hace un año que funcionan y hay que esperar que estén bien implementados. Las inspecciones en la Provincia son escasas, aunque la situación se modificó en los últimos años y puntualmente con el trabajo del Ministro (Carlos) Rodríguez han crecido considerablemente por la incorporación de más inspectores que concursaron su cargo- respondió Andreozzi.


Por su parte, el empresario Pedro Martínez, vicepresidente de la Federación Gremial de Rosario. Dice que en principio el quiebre se dio con las ART. «Desde ahí ha ido mejorando mucho. La relación de necesidad entre empresario y obrero ha crecido, incluso con los accidentes que han ocurrido por inexperiencia. Han aprobado nuevas leyes y hay que seguir trabajando por ejemplo en los Comités Míxto de Seguridad. Hay que hacer centro en la prevención. La inversión que se hace en la seguridad de un obrero no tiene precio. De la muerte no se vuelve», afirmó Martínez.

La Federación de Industriales también apunta al «bajo nivel de participación tanto en la sindicalización obrera en el país como también la agremiación de los empresarios. A mayor institucionalización y participación de las pymes baja el nivel de desconocimiento y compromiso. Está comprobado», explicó Andreozzi.

La empresa Noble, donde falleció el operario de 22 años por falta de medidas de seguridad, está afiliada a la Cámara de Comercio e Industria de San Lorenzo que preside Gabriel Abbo. Sin embargo, desde la entidad sanlorencina advirtieron que no iban a hacer referencia al siniestro de la empresa radicada en Timbúes.

-¿Cómo juega la precarización laboral y especulación empresaria en relación a la Seguridad en el trabajo?- consultó Rosario/12 a Abbo.

Es un debate que se viene. La tercerización como la subcontración son modelos que tuvieron gran desarrollo a partir de los noventa. Desde el 2003 en adelante cambió el paradigma en la producción y el problema se da en los proyectos que se han desarrollado en la década anterior, por eso hay que evitar los extremismos y pensar en la instrumentación y uso de esas herramientas que aparecieron en 1994 y se fueron modificando? el asesor Industrial remarca permanentemente la importancia de los preceptos internacionales sobre Trabajo Decente que baja la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y cierra el concepto de la pregunta diciendo que un empresario «es suicida teniendo un empleado no registrado porque juega con la vida del otro».

Ante la consulta de si implementar las normas de seguridad en una pyme la puede llevar al quebranto; los tres representantes de empresarios de la región coincidieron que ninguna empresa cerraría por tener una producción en responsable. Para Andreozzi, de ninguna manera sería así. «Las medidas llevan a la mejora de la empresa y del proceso productivo. Nadie puede pensar en producir algo basándose en el incumplimiento». Para Abbo, «las medidas de seguridad no son tan onerosas o caras como para no poder implementarlas». Por su parte, Martínez señaló que «si bien estamos trabajando mucho y las cosas van cambiando, hay otras que no podemos manejar como los accidentes in itinere (cuando los trabajadores van o vienen del trabajo) que influyen mucho en la siniestralidad».

Informe: Diego Fiori.

Fuente: www.pagina12.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.