Un mecánico muere aplastado por una cuba tras fallar la grúa que la sostenía

La víctima, de 46 años y argentino, pasaba por debajo cuando se descolgó porque faltaba una tuerca.


Los periodistas toman imágenes del lugar donde falleció el trabajador. /JUAN ORTIZ

Roberto A.G., argentino, de 46 años y mecánico de profesión, falleció ayer sobre las 17.20 horas en las instalaciones de su puesto de trabajo. Quedó aplastado por un depósito de agua con una capacidad de 3.000 litros al fallar la grúa – un camión pluma – que la sostenía en el aire.

El trabajador había firmado un contrato de trabajo como mecánico el día 9 de enero de 2008 en la empresa de Obras Públicas con sede en Macael (Almería) dedicada a hacer autovías y carreteras. Esta empresa tiene un terreno para depositar la maquinaria ubicado en el polígono industrial La Rosa de Chauchina. Allí tuvo lugar el accidente.Los hechos sucedieron, según fuentes de la empresa, y según relataron ayer a IDEAL los compañeros que fueron testigos del accidente, cuando R.A.G. – la víctima -, cruzó por debajo de la cuba de agua que estaba siendo trasladada a un lugar destinado a lavadero de piezas de la maquinaria. El depósito se encontraba dentro de un bastidor de estructura metálica, con unos 1.200 a 1.500 litros de agua, aunque su capacidad era para tres mil litros. Sus compañeros, según fuentes de la empresa, le indicaron en varias ocasiones ayer que se apartara de la maniobra. Sin embargo, el fallecido intentó cruzar por debajo del depósito de agua que pendía de una pluma a 1,20 metros o 1,50 metros de distancia al suelo. En el mismo instante en el que se agachó, para cruzar, el gancho de la pluma se abrió por el peso y al haberse caído la tuerca del eje que lo sostenía en fijación, el depósito se desplomó al suelo. Ayer, José Carlos López Pérez, secretario de acción sindical y salud laboral de CC OO (Fecoma-Granada) declaró a IDEAL, que la zona de trabajo en donde realizaba maniobras la máquina con la pluma no estaba cercada ni señalizada, y que la tuerca que se había caído del gancho fue encontrada por él y por la Policía Judicial de la Guardia Civil que se la llevó como prueba.

Fallos

López Pérez, también indicó que el trabajador no tenía que haber cruzado debajo de la carga, pero que éste acción no tiene nada que ver con que la tuerca del gancho de la pluma-grúa que sostenía el depósito presuntamente se soltó del eje sin tenerlo que hacer en condiciones normales de prevención, el cual se abrió y provocó el desplome del bidón. El trabajador quedó aplastado cuando estaba agachado para cruzar por debajo. Los compañeros y responsables de la empresa alertaron al 112 de la Junta de Andalucía.

Los Bomberos de Granada se desplazaron al lugar para poder liberar el cuerpo y proceder al levantamiento del cadáver en presencia de la autoridad judicial.

El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Granada para hacerle la autopsia. Por su parte, la Guardia Civil de Santa Fe abrió una investigación para poder confeccionar las diligencias con las pruebas encontradas.

El fallecido estaba casado y deja tres hijos que residen en Málaga, desde donde se había desplazado al ser contratado por la citada empresa.

Fuente: www.ideal.es

"En la Secretaría de Trabajo dicen que les ordenan frenar las inspecciones"

En la secretaría de Trabajo dicen que tienen órdenes de frenar las inspecciones». Con esta grave denuncia, la titular de la agrupación que nuclea a vecinos damnificados por obras en construcción, Susana Maximino, reaccionó cuando La Capital On Line la consultó sobre el escape de gas que se produjo en Rivadavia y Balcarce, donde una retroexcavadora rompió el caño maestro y causó un gran susto entre los vecinos.


La obra está en plena etapa de demolición.

El hecho se produjo aproximadamente a las 14, en una obra que está en manos de la constructora «Luis Luciani Arquitectura» donde trabajaba una retroexcavadora de la empresa «Hernán Cabrera demoliciones». El fluido comenzó a salir violentamente, lo que hizo que la gente huyera hacia el parque Norte, ubicado frente al lugar.

Ahí se hizo presente un camión de bomberos de forma preventiva y se cortó el tránsito. Por precaución, los autos debieron detener su marcha y la parrilla La Pérgola, que funciona en la esquina, debió dejar de hacer fuego, según dijeron testigos del hecho.

Alfonso Atardo fue a la obra como responsable de Defensa Civil y señaló que los autos estacionados en la zona no pueden arrancar por peligro de explosiones. Además pidió paciencia a los vecinos y aclaró que se cortó la luz porque de esa manera se evitan explosiones al igual que los semáforos que también funcionan con energía eléctrica.

Por su parte, desde Litoral Gas aseguran que a las 20 estará resuelta la fuga. Osvaldo, uno de los casi treinta vecinos del barrio que salieron alarmados de sus domicilios, dijo enojadísimo que â??no es la primera vez que hay problemas con esa obra en construcciónâ??. A saber, muchos de ellos estuvieron casi un día sin luz, veinte sin teléfono y casi diez sin cable porque la empresa los cortaba mientras realizaba las construcciones.

Por trascendidos también se pudo saber que la constructora, domiciliada en Ituzaingó al 1069, no pidió a Litoral Gas los planos correspondientes y por eso se dio la rotura. â??Podríamos haber volado todos, nos podríamos haber muertoâ??, enfatizaron enfurecidos los vecinos que se preguntaron por qué la municipalidad no hace algo, â??qué más quieren romper, al tipo que dirige esta obra hay que sacarle el títuloâ??, finalizaron.

Frente a este hecho, Maximino denunció a este portal que «en la secretaría de Trabajo nos dicen que tienen órdenes de no inspeccionar las obras».

«Aunque cueste creerlo, esa es la respuesta que nos dan y en la municipalidad, directamente no nos escuchan», se quejó. Maximino aseguró que no se sorprende por lo ocurrido.

«El municipio no exige que sean constructoras las que piden el permiso, va cualquier arquitecto y le dan la autorización y si clausuran la obra, a los 15 días empiezan otra vez a trabajar», aseguró.

Desde el movimiento vecinal se quejaron también porque ante los sucesivos problemas por las obras en construcción, no tienen a quien recurrir. Y detallaron que actualmente son más de 3 mil las construcciones que se llevan adelante en la ciudad pero que dudan que todas tengan los permisos correspondientes.

Paredes agrietadas, tirantes y escombros que caen desde lo alto, ruidos insoportables y cortes de luz, gas, agua y teléfono por «descuidos» y fallas de cálculo. La otra cara del boom de la construcción aqueja a aquellos que ven alterada su cotidianeidad y que aseguran no recibir respuesta ante sus reclamos.

Fuente: www.lacapital.com.ar

Japón aplica la tecnología para inmunizarse contra los accidentes laborales

Evitar los accidentes es una obsesión en el Japón adicto al trabajo, donde los cascos y las señales luminosas son tan habituales como escasas las muertes laborales, lo que convierte al país en uno de los más seguros del mundo en el ámbito profesional.

Japón, donde cerca del 30 por ciento de los trabajadores pasan más de 50 horas semanales en su empresa, donde se reconoce la muerte por agotamiento laboral (llamada Karoshi) y las huelgas pueden suponer un aumento de la productividad, sólo dos de cada 1.000 empleados sufre percances en el trabajo.

La construcción, el sector más mortífero de Japón con más de un tercio de los fallecidos anualmente en accidentes laborales, centra la atención de los investigadores nipones.

Actualmente, en JNIOSH se evalúan nuevos dispositivos para evitar las caídas al vacío, como un arnés de cuerpo completo y un cinturón con un sistema de dos cuerdas y un airbag, que pronto podrían incorporarse al vestuario de albañiles y peones de obra.

En 2006 se produjeron en Japón 121.378 accidentes laborales que supusieron 1.472 fallecimientos, cifras elevadas en términos absolutos, pero menores si se tiene en cuenta la población activa del país, más de 43.500.000 de personas, según el Ministerio de Trabajo nipón.

Ese mismo año, en España, con 15,5 millones de trabajadores, se registraron 934.743 siniestros en horario laboral en los que 966 empleados perdieron la vida, lo que situó su tasa de siniestralidad en el 6 por ciento, según datos del Ministerio de Trabajo español.

Obviamente, las cifras niponas son también muy inferiores a las de países como Brasil, Argentina, Chile o México, donde muchos profesionales no forman parte de las estadísticas al no estar inscritos en los registros estatales, y los estándares de seguridad laborales tienden a ser inferiores a los europeos o al nipón.

Pero también son mucho menores que las de EE.UU, primera economía del mundo, donde el año pasado tres de cada cien empleados sufrió un accidente de trabajo.

Los japoneses se han propuesto terminar con esta lacra y basta con darse un paseo por Tokio para comprobar el sinfín de medidas de seguridad que acompañan a cualquier obra.

Operarios vestidos de uniforme con corbata, y equipados con cascos, chalecos reflectantes, guantes, silbato y botas, armados con una linterna que imita a las espadas láser de la famosa saga cinematográfica ‘La Guerra de las Galaxias’, constituyen un ejército luminoso cuya misión es impedir que nadie sufra daños.

Estas fuerzas especiales contra el riesgo laboral cuentan además con un despliegue de medios técnicos para mejorar su eficacia.

Hileras de conos unidos entre sí que brillan en la oscuridad, vallas que franquean el perímetro de obras sobre las que se instalan jardineras, numerosos carteles informativos y flechas, muchas flechas, forman parte del decorado.

Incluso existe una versión mecánica con la silueta de un ser humano que alerta a los conductores de la existencia de trabajos en la calzada.

Estos son meros ejemplos de la conciencia de las empresas y el Gobierno nipón por evitar los percances laborales hasta reducirlos al mínimo.

‘Estamos concentrando nuestros esfuerzos en establecer un ambiente laboral libre de accidentes y esperamos lograrlo en el futuro próximo’, dijo a Efe Hajime Tomita, investigador del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de Japón (JNIOSH, en inglés).

En este país asiático existen, al menos, cuatro instituciones además de JNIOSH que se dedican a estudiar y proponer soluciones para evitar desgracias en las horas de trabajo.

Una de ellas es el Centro de Información Avanzada sobre Seguridad y Salud (JAISH, en inglés), que dispone de un museo y un cine en tres dimensiones que exhiben fotos y vídeos sobre accidentes laborales para ayudar a mentalizar a los empleados de los peligros que corren.

‘Para prevenir comportamientos inseguros, es esencial que los propios trabajadores reconozcan de forma voluntaria y autónoma las amenazas y decidan tomar medidas’, aseguró Kazumi Tabata, director del departamento Zero-Accident de la Asociación de Seguridad y Salud Industrial de Japón (JISHA, en inglés).

Fuente: http://actualidad.terra.es

Fallece un albañil al caerse desde el tejado del convento de las Carmelitas

Al parecer, Pedro Mínguez Salvador, de 47 años, era trabajador autónomo y no contaba con elementos preventivos de seguridad.

El sector de la construcción tuvo que lamentar ayer la muerte de otro obrero víctima de un accidente laboral. Se trata de Pedro Mínguez Salvador, albañil autónomo, de 47 años y natural de Fuentes de Valdepero, que, según fuentes de la Policía Local de Palencia, falleció ayer después de precipitarse desde la cubierta del convento de las Carmelitas Descalzas de la capital donde, al parecer, efectuaba labores de reparación.

El suceso tuvo lugar sobre las 8,37 horas de ayer cuando el servicio 112 recibió el aviso acerca de un accidente ocurrido en el cenobio de la avenida de San Telmo (junto al Hospital San Luis). Según el comunicante – al parecer, su hermano y socio en la empresa familiar -, el accidentado parecía encontrarse inconsciente después de caer desde una altura aproximada de seis metros.

Sin embargo, fuentes policiales confirmaron que, una vez personadas en el lugar de los hechos junto a los servicios sanitarios de la Junta, éstos sólo pudieron certificar el fallecimiento.

Segundo del mes. El jefe del Servicio Territorial de Trabajo, Miguel Meléndez, explicaba ayer momentos después del accidente que, al parecer, Pedro Mínguez se encontraba manejando una carretilla sobre el tejado del convento cuando pudo chocar contra algún obstáculo, perdiendo el equilibrio y precipitándose contra el suelo del patio interior del convento. Al parecer, Mínguez, casado y con dos hijos, había trabajado en más ocasiones para las religiosas palentinas. Tras el accidente, técnicos de la Inspección de Trabajo, así como de los sindicatos, acudieron al lugar de los hechos para analizar los posibles motivos del accidente. En una primera inspección, fuentes sindicales señalaron que en el lugar donde se estaba trabajando no hallaron elementos preventivos de seguridad, aunque habrá que esperar al informe oficial para establecer conclusiones.

Se trata del segundo accidente laboral mortal en Palencia tras la muerte, el pasado día 2, de un obrero marroquí en Torquemada.

Desprotección

El secretario regional de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, Armando López, lamentó ayer la muerte por accidente laboral de este trabajador, «y más por tratarse de un autónomo». En declaraciones a este rotativo, López volvió a incidir en la «desprotección» que sufren los trabajadores a pesar de la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y máxime en el caso de los autónomos «que muchas veces por necesidad tienen que aceptar trabajos con condiciones de seguridad inapropiadas».

Fuente: www.diariopalentino.es

Accidente laboral termina con dos trabajadores muertos en Bulnes

Dos empleados de una empresa contratista fallecieron luego que cayera sobre ellos un muro de concreto, mientras efectuaban trabajos de ampliación en una piscina de un domicilio particular, en Bulnes.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Armando Antonio Rosales Cerna, de 43 años de edad y Sergio Rubén San Martín Fuentes, de 67.

Ambos eran empleados de la empresa contratista “Artes Piscinas».Al lugar concurrió personal de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la 3° Comisaría de Bulnes, quienes confirmaron que en el hecho no se registraron más víctimas que lamentar; asimismo entregaron los antecedentes del caso a la Fiscalía Local de Bulnes y a la inspección del Trabajo de la comuna.

Fuente: www.lasegunda.com

Trabajo culpa en parte a un obrero de su accidente en la A-7

GRANADA. Más de cincuenta personas se concentraron ayer frente a la Inspección de Trabajo para protestar por el informe emitido por este organismo sobre el accidente laboral que sufrió el pasado 14 de noviembre uno de los trabajadores de la A-7, Rafael León, y que durante más de cuatro meses le postró en una silla de ruedas.

El secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras en Granada, Esteban Olmos, explicó que el informe, «haciendo un flaco favor a los trabajadores», culpa en parte al obrero del incidente, argumentando que las lesiones que sufrió se produjeron después de que decidiera saltar desde la máquina niveladora que estaba conduciendo.

Según refleja el informe elaborado por la Inspección, «al intentar ascender por uno de los caminos de tierra, la máquina patinó cuando se encontraba en la parte superior, justo al llegar a la curva donde empezaba a suavizar la pendiente. El accidentado, al percatarse del hecho, frenó la máquina y puso la marcha atrás de forma inesperada, por lo que sintió pánico, dado que tras él había un precipicio de unos 15 metros, y saltó al suelo».

El trabajador accidentado, Rafael León, explicó que saltó «por instinto, tal y como habría hecho cualquier persona si se hubiera visto en una situación de peligro». Pero eso no da derecho a la Inspección a «afirmar que si no hubiera saltado no estaría como estoy» y a negar cualquier responsabilidad de la empresa, aseguró León.

Olmos, por su parte, insistió en que el obrero «saltó para salvar su vida» y que las condiciones objetivas del accidente demuestran que la responsabilidad fue de la empresa adjudicataria de la obra, Hormacesa. «El accidente se produjo fuera del horario laboral, en una cuesta con una pendiente de más del 24 por ciento y en condiciones de humedad, tal y como reconoce el informe», explicó.

Y, sin embargo, la inspectora de Trabajo, «contradiciéndose a sí misma», según CCOO, concluye que «no se aprecian infracciones a la normativa de seguridad y salud, dentro de las causas que motivaron el accidente».

«Está claro que la inspectora no está haciendo por defender a los trabajadores. Por eso protestamos. Para que a los próximos compañeros no les vuelva a suceder igual», afirmó León.

Fuente: www.diariogranadahoy.com

Un obrero sufrió heridas al caer 8 metros desde un andamio

Un obrero de la construcción sufrió esta mañana heridas de diversa consideración al caer desde un andamio de un edificio en construcción ubicado a ocho metros de altura a un pasillo lindero, según indicaron fuentes policiales.


El operario cayó desde una altura de ocho metros.
Imagen: Celina Mutti Lovera

El hecho se produjo alrededor de las 10 en un edificio en construcción que se levanta en San Juan al 2500 cuando Marcelo O., de 25 años, se encontraba trabajando sobre un andamio que aparentemente no reunía las condiciones de seguridad necesarias.

La estructura habría cedido y el obrero se precipitó a un pasillo lindero desde unos 8 metros. Los vecinos llamaron de inmediato a los bomberos y una ambulancia del Sies trasladó al herido hasta un centro asistencial.

Interviene la seccional 6ª por razones de jurisdicción.

Fuente: www.lacapital.com.ar

Un obrero ecuatoriano muere en la construcción de un puente en su primer día de trabajo

Toledo, 27 AGO. (COLPISA, J.V. Muñoz-Lacuna)

Un obrero de nacionalidad ecuatoriana que estaba trabajando en las labores de construcción de un puente en Villarrobledo (Albacete) falleció en la tarde de este lunes al caerle encima una chapa. El suceso ocurrió hacia las siete de la tarde cuando este inmigrante, que estaba desempeñando su primer día de trabajo en este empleo, se encontraba bajo un puente en construcción de la autovía A-37 sobre la carretera N-310.

El obrero estaba apuntalando bajo el puente las chapas metálicas que sirven de molde para vaciar el hormigón cuando una de ellas se desprendió y se le vino encima aplastándolo e hiriendo levemente a otros dos compañeros.

Según confirmó el responsable de Salud Laboral de CC.OO. en Albacete, Miguel Ã?ngel Campos, â??algún puntal ha fallado y las chapas de encofrado se han caído aplastando al trabajador y a punto han estado de atrapar a otroâ??.

Aunque una dotación del Parque de Bomberos de Villarrobledo y un equipo sanitario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se desplazaron urgentemente hasta el lugar de los hechos nada pudieron hacer por salvar su vida ya que el obrero falleció al instante.

Con esta muerte son ya 60 los fallecidos en accidentes de trabajo en lo que llevamos de año en Castilla-La Mancha, una de las comunidades autónomas que soporta una de las tasas de siniestralidad laboral más elevada.

A raíz de este nuevo accidente de trabajo los sindicatos CC.OO. y UGT se manifestarán este viernes ante la sede de la patronal albaceteña para pedir la implicación de los empresarios y de las administraciones públicas en erradicación de este problema.

Fuente: www.colpisa.com

Accidente dejó a un obrero decapitado

«Escuchamos los gritos y salimos corriendo a ver que había ocurrido¿ Cuando llegamos encontramos a mis compañeros bajo el cúmulo de escombros¿ De inmediato procedimos a intentar socorrerlos¿ Logramos sacar a dos primero, pero no encontrábamos a Saúl, así que uno de los muchachos con el tractor procedió a remover los desperdicios para facilitar la ubicación de nuestro amigo… pero sin querer lo decapitó».

Así describió lo sucedido uno de los trabajadores que presenció todo el hecho. Él prefirió guardar que identidad quedara bajo el más estricto anonimato.

Todo tuvo lugar a las 9:10 de la mañana de este viernes, cuando tres trabajadores que prestaban sus servicios en una construcción, quedaron atrapados bajo un talud de escombros, luego de que se desprendiera un muro de contención.

Uno de los obreros murió y los otros dos quedaron lesionados. El hecho se registró en una obra que se adelanta en las inmediaciones del Centro Diagnóstico, ubicado en la urbanización La Castellana, de Chacao.

El infortunado quedó identificado como Carlos Saúl Moreno, de 35 años.

Él, según refirieron compañeros de trabajo que prefirieron no identificarse, murió luego de ser arrastrado por un tractor, el cual se usaba para remover los escombros con mayor facilidad.

Al lugar se trasladaron comisiones de los Bomberos Metropolitanos y de Poli-Chacao para prestar apoyo.

Luego llegaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de Chacao, Inspecciones Oculares y Medicatura Forense para levantar el cadáver.

Fuente: www.eluniversal.com

Suben a 47 los muertos por derrumbe de puente en construcción

La cifra de fallecidos tras el derrumbe de un puente en construcción en el centro de china ascendió hoy a 47, tras recuperar los equipos de rescate seis cadáveres en las últimas horas, informaron fuentes oficiales.

Las tareas de rescate avanzan ahora con menos dificultades después de que fueran explosionados tres grandes pilares de cemento derrumbados que las estaban obstaculizando, explicaron los servicios de rescate a la agencia estatal, Xinhua.

El accidente ocurrió el lunes día 10 en la provincia de Hunan y, según los equipos de rescate, todavía quedan varios trabajadores atrapados entre los escombros (probablemente muertos), aunque todavía no se ha preciado una cifra exacta.

El puente, con 328 metros de largo y 42 de alto, cruzaba el río Tuo en el distrito de Fenghuang, región turística famosa por sus bellas montañas y sus casas tradicionales, y debía haberse inaugurado a finales de este mes.

Muchos vecinos de la zona señalaron que temían que el accidente ocurriera, debido a la mala calidad del material utilizado en la obra, y a la rapidez con que se estaba construyendo.

Entre tanto, periodistas de cinco medios estatales que cubrían la noticia, entre ellos el Diario del Pueblo y una revista de la agencia estatal, Xinhua, fueron golpeados por varias personas entre las que se encontraban funcionarios provinciales, según publica hoy el diario ‘South China Morning Post’.

Los reporteros estaban entrevistando a una familia que había perdido cinco miembros en el accidente, cuando un grupo de ocho personas, entre ellas dos mujeres y el director del buró de Agricultura de Fenghuang, los golpearon acusándolos de ‘hacer entrevistas ilegales’.

Según dijo al rotativo de Hong Kong uno de los periodistas en condición de anonimato, el director de propaganda del distrito de Xiangxi se disculpó con ellos después del ataque.

El accidente ha sembrado además las dudas sobre las infraestructuras chinas a un año de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, y el propio presidente del país, Hu Jintao, ordenó una investigación exhaustiva y prometió que los culpables serán castigados con dureza.

Como primera medida, el Gobierno decidió suspender la construcción de todos los puentes sobre carreteras para inspeccionar si cumplen los estándares de seguridad.

Según el Ministerio de Transporte, China tiene más de 530.000 puentes de este tipo, un tercio de los cuales fueron construidos en la década de 1960 y otro tercio en la de 1980.

Fuente: http://actualidad.terra.es