Lo hirió la descarga de un rayo y no pudo festejar el Día del Niño

Ocurrió el domingo en Necochea. El pequeño, de 8 años, resultó herido y debió ser trasladado a un hospital de la zona.

Un niño de 8 años sufrió quemaduras cuando se encontraba en su habitación y recibió una descarga eléctrica producida por un rayo, que cayó cerca de su domicilio, en esta ciudad balnearia, se informó hoy.

El rayo, que tuvo inusuales características, se sintió muy fuerte a las 13,55 del domingo.

La descarga motivó, además, que se suspendiera la fecha del torneo de la Liga de Fútbol local y las carreras del automovilismo zonal en la vecina localidad de Lobería.

Debido a la descarga eléctrica, el menor de 8 años tuvo que ser trasladado al hospital municipal de Necochea, aunque poco después fue dado de alta.

Si bien no se conocieron daños de consideración, sí se supo que varias casas sufrieron rotura de vidrios. Igualmente, el estruendo sobresaltó a quienes compartían la mesa dominical, hizo saltar disyuntores, disparó alarmas y muchas mascotas se mostraron muy nerviosas por largo.

Varias fiestas preparadas por el Día del Niño en diferentes barrios fueron suspendidas.

Fuente: www.infobae.com

Una niña de dos años murió al ahogarse en un lavarropas

Se trepó con un banquito al aparato que estaba lleno de agua y cayó dentro. Su mamá hablaba por teléfono y su papá estaba en otra dependencia.

(NA). Una niña de dos años falleció hoy al ahogarse dentro de un lavarropas que había en su casa de la localidad balnearia de Santa Teresita, según indicaron fuentes policiales.

El trágico episodio se registró en una vivienda de la calle 44 entre 6 y 7 de Santa Teresita, localidad perteneciente al Partido de la Costa. La pequeña, según pudieron establecer sus familiares, tomó un recipiente y con la ayuda de un banquito logró treparse al lavarropas, de carga superior, el cual estaba lleno de agua.

La menor cayó accidentalmente dentro del lavarropas y murió ahogada.
Los padres de la niña estaban en la casa, la madre hablando por teléfono y el padre en otra dependencia. Ambos comenzaron la búsqueda de la niña y fueron ellos quien la encontraron dentro del lavarropas.

Inmediatamente trasladaron a la pequeña al Hospital de Santa Teresita, pero pese a los esfuerzos médicos por revivirla mediante practicas acordes en estos casos, la niña murió.

Tomó intervención en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI), número 4 de Dolores.

Fuente: www.infobae.com

Se ahorcó mientras jugaba en una hamaca

Pablo Ismael Jara tenía 10 años y al parecer se habría resbalado quedando su cuello atrapado en un nudo de la cuerda del columpio.

Los vecinos de General Rocas se vieron conmocionados ayer por la muerte de un nene de 10 años, quien se estranguló con la soga de una hamaca.

El episodio ocurrió en horas de la tarde en el patio de una precaria vivienda cuando un niño, identificado como Pablo Ismael Jara, que se hamacaba en un columpio casero se habría resbalado quedando atrapado entre las cuerdas del objeto.

Según indica el diario La Mañana del Sur, en las primeras hipótesis, el chico habría quedado inconsciente, falleciendo pocos minutos después.

El cuerpo del niño lo encontraron dos primos quienes avisaron a otro familiar de la víctima. De inmediato fue trasladado hasta el hospital zonal Francisco López Lima, donde murió.

Fuente: www.infobae.com

Una mujer tomó un antiparasitario y quedó ciega

Es una joven de 20 años que ingirió un remedio para bovinos y ovinos. Es el segundo caso de estas carecterísticas que ocurre en el mundo.

Con tan sólo 20 años, ingirió un antiparasitario para bovinos y ovinos y se encuentra internada en un hospital de Neuquén, en tanto que se informó que perdió la visión como consecuencia de este hecho.

Se trata del segundo caso que se conoce con estas características: el anterior había sucedido en Lituania.

La mujer, que quedó ciega, vivía en un paraje ubicado a unos 100 kilómetros de Chos Malal.

En primer lugar, había sido internada en Zapala, pero luego de diversos estudios fue derivada al Hospital Neuquén, donde se le hicieron una resonancia y una tomografía.

Luego de estos análisis, la mujer contó qué le había sucedido ante los médicos, según informa el diario Río Negro, que agrega que se trata de «Galgosantel oral», un producto cuya droga es el «closantel» y que es utilizado para animales bovinos y ovinos.

La ceguera es una de las reacciones adversas ante el consumo de esta droga.

Aunque el diagnóstico fue confirmado, no se pudo establecer si su estado es irreversible.

Fuente: www.infobae.com

Un descuido de los padres terminó con la vida de su hija

Una menor de 4 años murió ahogada en la bañera de su casa en el barrio de Flores en el momento que su mamá la había dejado sola por unos minutos.

Una niña de 4 años de edad murió ahogada en la bañera del departamento que habitaba con sus padres en el barrio porteño de Flores, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió a la 2.50 de ayer en un departamento del tercer piso de un edificio ubicado en las calles Caracas y Yerbal, habitado por un hombre de 26 años, su esposa de 23 y la hija de ambos, de 4 años.

Las fuentes dijeron que el trágico hecho sucedió cuando la nena se hallaba en el baño dentro de la tina con agua bajo el cuidado de su madre, pero ésta fue a la habitación por unos minutos y cuando regresó encontró muerta a su hija.

El matrimonio llamó al SAME, donde los facultativos le practicaron infructuosamente a la nena las técnicas de reanimación constatando que había fallecido aparentemente por asfixia en inmersión.

Según las fuentes policiales, la mujer declaró luego ante el fiscal que investiga el hecho que «había dejado sola unos minutos a su hija dentro de la bañera, y que cuando volvió al baño la encontró ahogada».

Personal de la comisaría 38 labró la actuaciones del caso dándole curso al fiscal a cargo de la Fiscalía 10, Secretaría Unica, quien caratuló el hecho como «averiguación de muerte dudosa».

Fuente: www.infobae.com

Se quemó con una hornalla y murió

Una mujer de 88 años falleció hoy como consecuencia de las severas quemaduras que se produjo al prenderse fuego en su casa, de Avellaneda.

Una mujer de 88 años falleció hoy afectada por severas quemaduras que se produjo al prenderse fuego, en forma accidental, cuando realizaba tareas domésticas en su casa de la localidad de Piñeyro, partido bonaerense de Avellaneda.

Testimonios aportados por voceros policiales señalaron que testigos vieron a la mujer salir de la casa «envuelta en llamas», alrededor de las 2 de la madrugada.

La mujer, revelaron pericias, rozó su ropa con una hornalla encendida, lo que provocó que el fuego se expandiera por todo su cuerpo.

Fuente: www.infobae.com

Una perra murió electrificada en una fuente del parque Independencia

Una perra labrador murió electrificada esta tarde luego de arrojarse a las aguas de la fuente del Jardín Francés en el parque Independencia.

El hecho ocurrió esta tarde pasadas las 16 y el dueño de la perra recibió también una descarga eléctrica cuando quiso socorrer al animal. Inmediatamente llegaron al lugar gente de la Agrupación Amigos del Parque y una cuadrilla de alumbrado público, que procedieron a cortar el suministro de energía a las bombas de inmersión que hacen funcionar los juegos de agua.

A partir de mañana se hará un control exhaustivo del circuito eléctrico que alimenta a la fuente para ponerla otra vez en funcionamiento.

Por ahora, la zona aún no ha sido vallada aunque unos 8 miembros de la Guardia Urbana Municipal (GUM) permanecen en el lugar alertando a la gente que pasea por la zona para que no se acerque.

Las instalaciones eléctricas de la fuente del Jardín Francés se pusieron a nuevo en el año 1999, junto con la instalación de las aguas danzantes en el laguito. Y luego de varios hechos de vandalismo la reapertura de la fuente con sus instalaciones a full fue previa al Congreso de la Lengua en noviembre del año pasado.

Fuente: Diario La Capital

Un ascensor se desplomó desde un tercer piso y causó dos heridos

Ocurrió en un edificio del macrocentro. Rosario tiene cinco mil elevadores, pero sólo 8 inspectores.

Un hombre de 56 años y su hijo de 26 sufrieron varios politraumatismos cuando el ascensor en el que descendían desde un tercer piso se desplomó en caída libre hasta hundirse un metro por debajo de la planta baja. El desperfecto se produjo hacia las 15.50 en el edificio de Zeballos 1392, cuando la máquina que transmite eléctricamente el movimiento de la polea del elevador se partió y los cables que sostienen a la cabina quedaron fuera de control. Desde la empresa que tiene a su cargo el mantenimiento atribuyeron el episodio a «un accidente nunca visto» y descartaron que haya existido negligencia. La Municipalidad tendrá su dictamen entre hoy y mañana. Lo cierto es que en la ciudad hay unos cinco mil elevadores, pero sólo 8 inspectores para controlarlos.

Si bien el sistema de seguridad (paracaídas) se activó, el mecanismo de frenos en cuña no alcanzó a tener el recorrido suficiente para acolchonar el impacto. La empresa encargada del mantenimiento hace dos meses que tiene a su cargo el servicio.

En el edificio Azteca VI de Zeballos al 1300 nadie intuyó lo que finalmente iba a ocurrir. Pablo Budassi tiene su estudio jurídico en el tercer piso y llamó uno de los dos ascensores para descender a la planta baja junto a su hijo Mauro.

Una falla en la sala de máquinas los dejó en caída libre dentro de la cabina que en fracción de segundos se desplomó contra los amortiguadores de la planta baja. En la terraza estaba la razón del desperfecto: la máquina que transmite eléctricamente el movimiento de la polea (cañonera) se partió en pleno descenso, trabándose a su vez la rotación de los cables.

Este sacudón hizo que se zafaran las trabas con grilletes que unen los cables al coche del ascensor y provocó la caída libre. Con tanta mala suerte, que el sistema de frenos no tuvo el recorrido suficiente para clavarse y así evitar que la cabina quedara un metro por debajo del piso como efectivamente ocurrió.

De todos modos, el impacto no produjo que el piso del ascensor quedara deformado, pero sí se apreciaban los cables desparramados por el techo de la cabina. En una de sus paredes, la empresa Ovni, a cargo del mantenimiento de la unidad, había colocado una oblea con la última verificación técnica hecha el 24 de junio de este año.

«Hace sólo dos meses que estamos a cargo e hicimos todas las tareas de verificación y mantenimiento necesarias, pero este tipo de accidentes yo no lo vi en mis más de 30 años de profesión. Que se rompa la cañonera es algo nunca visto», dijo asombrado uno de los responsables de Ovni.

Amplio operativo

Al lugar no sólo llegó una ambulancia que trasladó a los Budassi al Centro de Emergencia de Rosario, sino que las direcciones de Control Urbano, Guardia Urbana Municipal, efectivos de la policía, Bomberos y de Defensa Civil también acudieron para realizar las actuaciones y peritajes pertinentes.

Entre los vecinos y consorcistas del Azteca VI reinó el desconcierto. Una mujer no salía de su asombro, al confesar que nunca hubo inconvenientes con los ascensores. «Todavía estoy shockeada, no puedo creer que se haya venido abajo de esta forma», dijo, mientras miraba azorada el habitáculo enterrado en el piso.

El subdirector de Ingeniería de Tránsito (organismo a cargo del control de los ascensores en Rosario), Gerardo Vignolo, brindó algunos detalles del accionar municipal.

«Fue un golpe duro pero no tan grave. Se están sacando fotos y se labrará un acta donde quedará asentado lo que vimos. Estimamos que la inspección con un dictamen más completo estará listo mañana (por hoy)», detalló el funcionario.

Desde el Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) se informó que hacia las 15.50 una ambulancia acudió a Zeballos 1392 para asistir a Pablo y Mauro Budassi, quienes – según informaron los paramédicos – luego de la caída presentaban politraumatismos varios, sin pérdida de conocimiento, con golpes en brazos y tórax. Los profesionales inmovilizaron a los pacientes y se les colocó una minerva en sus cuellos.

En la ciudad existen 2.500 edificios en los cuales están instalados unos cinco mil ascensores. Sobre cada uno de ellos, la Municipalidad hace una inspección anual de rutina. Para conservar el mantenimiento de las unidades existen unas 90 empresas habilitadas por el Ejecutivo, de las cuales 70 están en plena actividad.

«La verdad es que este tipo de accidentes nunca lo vi. Que la máquina y los cables se salgan de los grilletes es un hecho excepcional. Ahora habrá que desarmar la cañonera para ver qué falló en su interior», confesó Vignolo para agregar: «Tenemos un índice bajísimo de accidentes, en su mayoría por imprudencia de la gente por exceder la capacidad permitida».

A diario, los inspectores municipales inspeccionan las salas de máquinas y los sistemas de seguridad de los elevadores, y se realizan pruebas de los frenos y en el regulador de velocidad. El año pasado se inhabilitó por un año a la firma Servas por no reunir los requisitos indispensables solicitados por el Ejecutivo.

Fuente: Diario La Capital

Tres chicos quemados y asfixiados en un incendio

Córdoba- Tres hermanitos de entre tres y ocho años sufrieron quemaduras diversas y principio de asfixia al incendiarse su habitación en una humilde vivienda del sector oeste de la ciudad, informó hoy la policía.

El siniestro, cuyas causas se desconocen, se desató alrededor de las 22 de anoche cuando los niños se encontraban solos en la casa de Darwin sin número de una villa aledaña a barrio Silvano Funes.

Policías y bomberos rescataron a los menores, tres varones de ocho, cinco y tres años, quienes con quemaduras y problemas respiratorios fueron trasladados al Hospital Materno Neonatal y después al Hospital Infantil, mientras que una hermana de diez fue asistida en el lugar.

Los pequeños se recuperaban esta mañana favorablemente, aunque uno de ellos presenta un estado de mayor compromiso por las quemaduras que afectan gran parte de su cuerpo, informaron fuentes hospitalarias. (Télam).

Fuente: Diario La Capital

Murió electrocutado por querer colgarse de la luz

Un hombre de 36 años murió electrocutado esta mañana cuando intentaba conectar cables del alumbrado público con los de su casilla, en una villa de emergencia de la zona norte de Rosario, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió a las 2.30, aproximadamente, en un asentamiento irregular situado en Cavia al 1200, donde la policía halló sin vida a Juan Carlos Burgos, ordenando el traslado de su cadáver al Instituto Médico Legal para ser sometido a autopsia.

«Burgos murió literalmente fulminado por la descarga eléctrica», explicó a esta agencia un vocero de la comisaría 10ª, a cuyo cargo quedó la investigación del hecho. (Télam).

Fuente: Diario La Capital