A un Año de la Tragedia de Dreyfus en Ingeniero White

Hace un año las imágenes recorrían todo el país. El obrero César Benítez era sepultado por el fango en un pozo de noria de la multinacional cerealera Louis Dreyfus, en Ingeniero White. El relato de Maxi, el compañero de César que por intentar salvarle la vida perdió casi toda su mano hábil, mostraba la completa negligencia patronal: las condiciones de laburo eran una bomba de tiempo, que al final estalló. Entrevistamos a Isabel Contreras, hermana de Maxi. La entrevista forma parte de este video.

Borrando las pruebas…

Ni bien empezamos a hablar, Isabel va al grano, y lanza su primera denuncia. “…A muchos de los chicos que estaban ahí en la construcción, los jefes les dijeron que borren todo lo que tenían grabado de la obra en el celular. Muchos tenían grabado, filmado y sacado fotos cuando sacaban la escalera, que no tenían ninguna soga de vida, que dicen es la de escape, que no tenían ninguna seguridad…” Y directamente habla del sentido de clase de la empresa: «…tapar la negligencia de Dreyfus y de IGM de querer avanzar en las condiciones que sea por ellos mismos, los bolsillos de ellos es lo único que les interesa…»

Usando todo su poder de presión, apretaron a todos los obreros para así garantizar su completa impunidad. Todo un ejemplo patronal…por eso cuando a Isabel le hablamos de una Comisión Investigadora Independiente se queda pensando… Y allí comienza a describir la actitud patronal incluso ante la familia de Benítez.

“…Cuando llegó la esposa de Benítez, la empresa la mantuvo separada de nosotros, porque nosotros vamos a seguir peleándola igualmente (…) le dijeron que nosotros no queríamos saber nada con ella. ¡Mentira! Mi hermano lo que quería decirle a la señora era que su marido la quería, a ella y a sus hijos, que en el momento en que estuvo allí trató de hacer todo lo posible hasta que no pudo más…es más, mi hermano salió por sus propios medios. Es mentira que ellos lo sacaron. El se escapó como pudo (…) cuando lo sacaron del pozo a mi hermano no lo querían dejar pasar para ver que realmente a ese muchacho lo habían sacado de ahí abajo. Por las condiciones en que estaban trabajando mi hermano no les creía a la empresa. No los dejaron pasar, hasta que la señora de Benítez pidió que pase mi hermano. ¡Mirá si la señora no necesitaba contención!…»

La culpa siempre es del obrero accidentado…no?

Dreyfus, ni lerdo ni perezoso, evitó el contacto de la familia de Benítez con sus compañeros de trabajo y borró las pruebas. Pero eso no bastaba: había que cubrirse y reconstruir un relato del accidente. Y por eso, ¿qué mejor que disparar contra el propio Benítez? Como nos dice Isabel, «…como está muerto él no se puede defender…». Isabel detalla:

«En realidad a Benítez le echan mucha culpa por estar tomando mate en la maquina. Asi fue como él quedó “agarado”. Como está muerto él no se puede defender. Él estaba tomando unos mates ahí, porque no tenia escalera para pasar para arriba, entonces se sentó en la máquina. Es más, el muchacho que contrataron anteriormente para la maquina, se negó por las condiciones en que estaban esos pozos (…) yo se que ese trabajo había sido rechazado por otros un mes antes del accidente. Incluso mi hermano había colgado en internet unos videos donde se veía la inseguridad laboral…Hoy mi hermano pasa por el frente de una obra y se paraliza…”

Y si la mentira no se la cree nadie, no importa, la empresa cuenta con los amigos de la Justicia, del Ministerio de Trabajo…cuenta con todas las de ganar. Por eso, como verdaderos explotadores de esclavos, esta semana le enviaron a Maxi, sin 3 dedos de su mano izquierda, un telegrama para que se reintegre a las labores. Isabel nos dice:

«IGM le mandó un telegrama a mi hermano debido a que el 24 se cumplió un año, entonces exigía que se presente nuevamente a trabajar…irónico de la empresa, pero ya no nos sorprende nada…»

Y si la empresa no fue… ¿hay algún responsable?

Es claro. Dreyfus e IGM saben de su completa responsabilidad. Se juegan a ganar ó ganar, «arreglando»…Y mientras tanto se cubren con los abogados, con telegramas, y pateando para adelante todo…No nos olvidemos de algo: ¡hay que seguir exportando! Isabel nos cuenta qué pasó en la planta hasta hoy:

«Hablamos con Cuartango, con el Ministerio de Trabajo, y recién ahí nuestros abogados pudieron acceder a algunos papales, pero yo soy testigo de que la obra nunca se paró (…) cumplimos el año de esto, y está todo tal cual, la empresa sigue laburando, los chicos que laburan son re-jóvenes y todos corren hoy el mismo peligro…»

Cuando estamos terminando la entrevista a Isabel, llega su compañera en esta cruzada, Susy. Juntas hablan por Maxi, la familia de César, y todas las familias obreras, y nos recuerdan algo muy importante. No sólo hacen una denuncia al ministerio de Trabajo, que nunca paró la obra, ni modificó semejante precarización laboral, sino que dicen que la responsabilidad en última instancia es del municipio de Bahía Blanca, a cargo del intendente Cristian Breitenstein, hoy Ministro de Producción de Scioli. «En el expediente no hay ningún detalle sobre algún permiso del Colegio de Ingenieros que habilite el trabajo sobre esos suelos del cangrejal…»

Todos como uno…contra la explotación

Isabel nos cuenta: «Yo sé de un caso, el de la flía Silva, donde el chico murió en una obra de construcción, y donde para la madre también hubo impunidad, mucha falta de prevención…pero es como pasó con la viuda de Benítez: nosotros tuvismos suerte con Maxi, porque desde el principio a nosotros nos dieron una mano…la familia de Silva se quedó con ese silencio bien adentro, cuando es otro accidente que se podría haber evitado…»

Entre 2010 y este 2012, en Ing. White hubo un tendal de muertes obreras. Cada una de ellas es una tragedia personal y familiar. Pero Isabel no se resigna a sufrir las consecuencias; contagia su fuerza para seguir, salir, denunciar. Por su hermano «y sus compañeros» dice ella. Recogemos sus dichos y decimos que es por toda la clase obrera.

Nota de Solo Local: Enrique Ortega, quien envió esta nota a Solo Local para su publicación, integra el PTS de Bahía Blanca.

ESCRITO POR ENRIQUE ORTEGA, SÁBADO 07/04/12

Fuente: http://www.sololocal.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.