Un niño se disparó por accidente con una escopeta

El pequeño de 9 años tomó el arma cuando sus padres dormían para jugar con sus hermanitos de 5 y 7 años.

Un niño de 9 años sufrió graves heridas al dispararse accidentalmente en la garganta con la escopeta de su padre, mientras jugaba con sus hermanitos de 5 y 7 años, en la localidad de Miguel Riglos, La Pampa.

El niño se encontraba internado en la sala de terapia infantil el hospital Lucio Molas de Santa Rosa, en grave estado, según informaron fuentes del centro asistencial.

El chico fue llevado al hospital en las últimas horas, tras dispararse en la garganta con la escopeta de su padre, en momentos en que jugaba con sus hermanitos en su humilde casa del pasaje Garro, de Miguel Riglos.

Según las fuentes, al parecer el niño obtuvo el arma cuando ingresó a la habitación de sus padres en momentos en que dormían. Al parecer, su padre solía dejar el arma apoyada contra la cama y el pequeño la agarró y, tras cargarla con cartuchos, comenzó a jugar con dos de sus cuatro hermanos, de 5 y 7 años.

En ese momento el menor habría accionado el gatillo accidentalmente y se descerrajó un disparo en la garganta, a raíz del cual tuvo que ser trasladado de urgencia al hosptial local por el patrullero policial.

Fuente: www.infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.