Tres obreros pelean por su vida tras la explosión de un horno en “Metalúrgica Tandil”

Fue ayer a la madrugada y se investigan las causas. Los pacientes tienen el 80 % del cuerpo quemado. Gestionan avión sanitario. Trascendió una hipótesis.

Tres operarios de “Metalúrgica Tandil” quedaron al borde de la muerte, con el 80 % de sus cuerpos quemados, al explotar un horno de la planta industrial, accidente ocurrido ayer a la madrugada.

Se trata de Luciano Vargas (31), Juan Cruz Andrade (34) y Lucas Serén (27), todos internados en el Área de Terapia Intensiva del Hospital Municipal “Ramón Santamarina”.

El gravísimo episodio en la emblemática fábrica tandilense conmocionó a la ciudad, y tanto el gremio UOM como la cúpula de la firma, así como autoridades políticas, se movilizaron para poner a disposición todos los recursos en pos de salvar la vida de los trabajadores afectados.

Juan Esteban Simonetta, delegado de la Unión Obrera Metalúrgica en la planta, recalcó que el secretario general Carlos Romano realizaba los trámites para traer, en caso de ser necesario, un avión sanitario que permita trasladar a los pacientes a un centro especializado en quemados, de alta complejidad. Aunque los médicos del nosocomio local primero trataban de estabilizar a los jóvenes, pues en estas condiciones el viaje resultaba imposible.

Se estima que la explosión del horno 6, que da a la calle Lisandro de la Torre, sucedió cerca de la 1.50, cuando por razones que deberá establecer la justicia, el estruendo avanzó sobre la humanidad de los empleados, en tanto que otros dos compañeros, ubicados a escasos metros, lograron salvarse de milagro y fueron los que primeros en auxiliar a las víctimas.

Peritos de Bomberos, efectivos de la Policía y el fiscal Gustavo Morey recorrieron la fábrica durante varias horas, procurando recavar datos fehacientes sobre las causas del siniestro. Aunque fuentes de la UOM descartaron la falla humana, y se inclinaron por un desperfecto en el horno.

LA POSIBLE CAUSA

El horno funde a 1.500 grados centígrados, y la hipótesis más fuerte aludía a la filtración de un fierro en el refractario, lo que pudo haber generado la pinchadura de una bobina. “El agua ingresa al horno y se produce una terrible explosión”, deslizó una fuente.

Para dar dimensión al impacto que tuvo la explosión en los obreros, trascendió que un clark ubicado en cercanías del horno quedó completamente destruido.

Familiares, amigos y compañeros rezaban a la espera de un milagro, en tanto que el intendente Miguel Lunghi ofreció colaboración al círculo íntimo de los operarios.

Uno de los tres pacientes presentaba una dificultad adicional a las quemaduras generalizadas del cuerpo, pues afrontaba un cuadro respiratorio complicado.

“Hasta ese momento, el desarrollo de las tareas laborales eran normales”, adujeron desde la fábrica, mientras que Simonetta aseveró que “en principio no creemos que se haya debido a una falta de mantenimiento” del horno.

Asimismo, recalcó que los tres empleados tienen entre 7 y 16 años de antigüedad en la empresa: “son chicos responsables y que saben hacer muy bien su trabajo. Esto no es un error humano”, aclaró.

Por su parte, la Justicia cercó la zona del accidente hasta tanto se completen las pericias que determinen el origen del hecho.

Andrés Andraca, jefe de Producción de “Metalúrgica Tandil”, notificó al personal que debido al accidente se decretaría un asueto. En tanto que hoy se espera una reunión entre el Cuerpo de Delegados de UOM con las autoridades de la empresa, para además de dialogar sobre el tema prioritario -la salud de Vargas, Andrade y Serén-, poner el acento en las condiciones de trabajo a futuro.

Pasado el mediodía, una gran cantidad de compañeros y familiares se agolpó en la Sala de Terapia Intensiva, e inclusive en los pasillos, preocupados por la salud de los jóvenes operarios.

COMUNICADO DE LA EMPRESA

Metalúrgica Tandil emitió un comunicado oficial respecto del accidente, con la firma de su Gerente General, Mauro Iacovone, en el que expresó que “El jueves 9 de enero a las 2 AM, durante la realización de tareas de recarga y mantenimiento de metal, se produjo una explosión en uno de los 7 hornos de fusión que trabajan habitualmente en la planta”.

“Esta explosión generó que tres operarios de Metalúrgica Tandil S.A. Sufrieran quemaduras graves por lo que hoy se encuentran internados en el Hospital Santamarina de Tandil, con pronóstico reservado”.

“Al momento han tomado intervención las autoridades judiciales competentes, quienes se encuentran realizando las tareas de investigación y peritaje a efectos de determinar los motivos que ocasionaron la explosión. La empresa presta absoluta y total colaboración para este fin. En consecuencia la planta se encuentra transitoriamente sin actividad productiva hasta la culminación de las evaluaciones técnicas/operativas de las demás áreas de la fábrica”.

“Metalúrgica Tandil S.A. Está en contacto con las familias de los trabajadores heridos y se ha puesto a su disposición para lo que consideren necesario”.

“Metalúrgica Tandil S.A. Lamenta profundamente este hecho ocurrido por primera vez en su historia fabril y espera la recuperación de sus tres colaboradores afectados”.

ÚLTIMO PARTE MÉDICO

El parte médico emitido anoche cerca de las 21 horas por la Dirección del Hospital Santamarina, indicó textualmente que “los tres pacientes internados en el Servicio de Terapia Intensiva como consecuencia de las quemaduras sufridas por la explosión de un horno de una empresa metalúrgica, continúan con sedación farmacológica, bajo asistencia mecánica ventilatoria, en estado crítico y con pronóstico reservado”.

Fuente: www.lavozdetandil.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.