Temen explosión y nueva nube tóxica en planta de Kraft Foods, en Alemania

Continúa la alerta en una planta de Kraft Foods, en Berlín, luego de que por error se mezclaran dos sustancias que provocaron una nube tóxica y que ahora podrían ocasionar una explosión

BERLÍN, Alemania, oct. 16, 2012.- Bomberos y especialistas trabajan este martes a fin de evitar una explosión en la empresa Kraft Foods, en Berlín, luego de que un error humano provocara una nube tóxica que obligó a evacuar a casi dos mil personas.

Los hechos se produjeron en la localidad alemana de Bad Fallingbostel, en el estado de la Baja Sajonia, en el norte del país, luego de que por un error se mezclaran miles de litros de sosa cáustica con miles más de acido nítrico. Esto provocó una inmensa nube altamente tóxica, que logró disiparse.

De acuerdo a la información de la periodista mexicana Ofelia Harms, quien conversó con Brozo en El Mañanero, el peligro de una fuerte explosión sigue latente.

Se teme que el tanque donde se mezclaron estas dos sustancias estalle y provoque además otra nube tóxica.

Los bomberos informaron de que la nube, ya disipada, obligó a evacuar a los 250 trabajadores de la fábrica y unos 1.800 habitantes de viviendas cercanas a la planta del consorcio dedicado a la producción industrial de conservas alimenticias.

La nube se produjo tras un vertido erróneo de ácido nítrico en un depósito de sosa cáustica cuando los operarios trataban de corregir la equivocada manipulación y de extraer de nuevo el ácido.

Un portavoz de los bomberos explicó que los operarios vertieron por equivocación en un depósito con 14.000 litros de sosa cáustica 10.000 litros de ácido nítrico.

Añadió que el peligro de una nueva nube contaminante y venenosa o de que el depósito reviente no quedará superado hasta que se consiga separar de nuevo los dos productos químicos, “lo que puede durar horas”.

El contacto con la nube, que no causó heridos, puede provocar graves lesiones respiratorias o dermatológicas, explicó un portavoz de los bomberos, que trabajan con trajes especiales.

Más de 1.000 hombres, entre bomberos y fuerzas de rescate se encuentran en la planta tratando de controlar la situación, que se agudizó esta mañana al elevarse la temperatura del depósito con la mezcla química peligrosa.

El portavoz de los bomberos explicó que recibieron la alerta sobre las 19.00 horas de ayer (17.00 GMT) y que se activó la alarma de catástrofes.

Inmediatamente se evacuó a los 250 operarios de la planta de Kraft Foods y a los 800 habitantes de un barrio de viviendas cercano, evacuación que se extendió a otras 1.000 personas más cuando se abrió aun más el radio de peligro contaminante.

Los afectados han sido alojados provisionalmente en escuelas y pabellones deportivos hasta que la situación se encuentre bajo control, se disipe la nube y la reacción química finalice, explicaron los bomberos.

En las cercanías de la planta química de Kraft Foods se encuentran concentrados docenas de vehículos de rescate y camiones de bomberos en una operación de emergencia catastrófica sin precedentes en la región.

Como consecuencia del peligro se ha cortado el tráfico ferroviario en una cercana línea regional y la autopista A-7, un importante eje norte-sur en Alemania.

Fuente: http://noticierostelevisa.esmas.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.