El Camino de la Higiene y Seguridad en el Trabajo. Tercera Parte

Antes de empezar con la lectura de éste artículo leer o repasar los siguientes artículos:

En el artículo anterior dejé una idea suelta: “Debemos cambiar el enfoque de una seguridad lógica y racional, a una seguridad social y emocional”.

¿Pero que es una seguridad social?, no me estoy refiriendo a una seguridad de los movimientos sociales, políticos, gremiales, de las ONG, etc.

En esta idea que estoy desarrollando el concepto tiene al menos dos aristas: una es entender que debemos pensar a la seguridad para la empresa en su conjunto, en su totalidad, la empresa es una pequeña sociedad, los que trabajan dentro de ella pertenecen a esa pequeña sociedad y por lo tanto no podemos hacer nada aislado o enfocado a una sola persona o sólo para un grupo, sino, debemos tener en cuenta a toda la empresa como una sola unidad.

Una empresa no es una suma de partes o de áreas: calidad, medio ambiente, salud y seguridad, producción, mantenimiento, administración, comercialización, etc. No debe haber un área más importante que la otra. No existe una mesa de una pata, ni de dos, al menos debe tener tres patas y todas iguales, sino, la mesa se cae o se mueve constantemente. Mientras más patas tenga la mesa y mientras más iguales sean, más estable es la mesa. Debemos desterrar la vieja, gastada y hueca frase de “La seguridad es más importante que la producción”, esa es una mentira que ni el que lo dice se lo cree, además, de generar diferencias dentro de la empresa y discriminación por hacer creer que un área es más importante que la otra. Todas las áreas son igual de importante, todas deben estar al mismo nivel. Nada se puede hacer bien si al mismo tiempo no se tiene en cuenta todos los parámetros y factores que lo afectan.

La segunda arista tiene que ver con desterrar la idea de una seguridad echa por unos pocos para muchos, a lo que habitualmente llamamos genialmente “la seguridad es una responsabilidad de todos”, lo cual en la práctica se traduce a “unos pocos piensan lo que muchos otros deben cumplir sin chistar”, a lo sumo éstos muchos se ven comprometidos y obligados a hacer cumplir la seguridad en sus propias áreas, pero raramente son parte de los piensan en cómo hacerla.

La seguridad social debe ser una seguridad pensada por muchos para todos. Si el que arriesga permanentemente la salud y la vida son los trabajadores, porque éstos no pueden participar en decidir también que y cómo hacerlo.

Debemos cambiar la estructura clásica de una seguridad piramidal, donde unos pocos piensan los que muchos otros deben hacer, a una seguridad matricial, donde todos pensamos lo que debemos hacer.

Si soy parte de los que decidimos que hacer, porque después no voy a cumplir y no voy a comprometerme. Estoy involucrado emocionalmente con lo que debemos hacer.

Ahora “…una seguridad social y emocional”, tiene un norte a donde apuntar.

Autor
Néstor Adolfo Botta
Rosario. Santa Fe. Argentina
18/07/2013

6 comentarios en «El Camino de la Higiene y Seguridad en el Trabajo. Tercera Parte»

  1. Muy buena nota,muy clara !!!!! comparto el concepto!!!!
    Felicitaciones!!!!!!

  2. Estimado Ing.: Realmente es muy interesante y motivador el poder darle vueltas al tema de la Salud Laboral, para poder lograr que la salud de los trabajadores se vea deteriorada en forma mínima, aunque el trabajo tiene la característica de hacer que las personas se realicen a través de el, con esfuerzo y para cumplir expectativas que trascienden lo económico, pero sin dejar ese aspecto fundamental de lado. Es importante darse cuenta que la forma en que se verticaliza la seguridad hace que no se logre impactar de lleno en los factores de riesgo, pero implica muchas veces que se pueda maquillar y publicitar un interés que en la realidad no existe. Dentro de la cultura intraempresaria es importante lograr un estatus igualitario de cada área que forma la organización, pero si no observamos el trasfondo social general, y cuando hablo de ello me refiero a circunstancias y matices políticos, gremiales, históricos no vamos a poder acercarnos a los condicionantes de nuestro trabajo. Lamentablemente, y mas alla de los conceptos personales que cada uno sostenga y pueda compartir, la verdad es que inmersos dentro de una lógica del capital no podremos desprendernos de saber que la Salud Laboral de todos esta en primer lugar…siempre que no perjudique factores económicos que sostienen la organización, tal como lo solemos ver en situaciones de respeto por las normas hasta la semana previa a la fecha del plazo establecido. La visión del ser humano desde la psicología cognotivista, si bien es positiva en varios aspectos no termina de explicar numerosos posicionamientos de la voluntad personal, por lo cual la idea de la seguridad basada en las relaciones es algo que debe estudiarse muy detenidamente. En numerosas ocasiones uno escucha hablar de la solución mágica de cambiar la cultura en el trabajo para poder trabajar seguro, pero es notable el hecho que nos formamos profesionalmente con una capacidad técnica muy por delante de lo podemos adquirir de conocimientos de los comportamientos sociales. Los elementos de sociología o de antropología están fuera del alcance de los trabajadores de la Salud Laboral, excepto aquellos que provienen desde esos campos, que son los infinitamente menos. Nosotros tenemos que profundizar, o mejor dicho comenzar a considerar esos saberes para poder interpretar el concepto de cultura, que es lo que se propone cambiar o sobre lo que se desea incidir.
    Agradecido por sus comentarios, y a la espera de los siguientes, lo saludo cordialmente.

  3. Una cuarta parte seguro. Me falta el análisis del artículo de Seguridad Basada en las Relaciones. Y una quinta y sexta si las ideas me siguen apareciendo por la cabeza. Es una cuestión de inspiración y conexión con el éter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.