Cloro: imputan a cuatro funcionarios de Maiocco

Cuatro funcionarios de la administración del intendente de Victoria, Domingo Maiocco (Cambiemos), quedaron imputados en la investigación penal preparatoria que lleva adelante el fiscal Gamal Taleb, luego del escándalo que se produjera el último día de 2017 cuando un grupo de operarios de la planta potabilizadora de agua resolvió volcar a las aguas del río Paraná una garrafa con gas de cloro.

El vuelco de ese material contaminante produjo la intoxicación de tres pescadores, que debieron ser internados en el Hospital Fermín Salaberry, de Victoria. Enterado del incidente, el fiscal Taleb decidió abrir una investigación de oficio. A finales de febrero último, recibió la testimonial de 13 empleados municipales que se desempeñan en la planta potabilizadora en procura de determinar responsables por el vuelco de una garrafa con gas cloro a las aguas del río Paraná, lo que produjo la contaminación de tres personas, que debieron ser hospitalizadas, hecho que ocurrió el último día de diciembre de 2017.

La causa siguió avanzando, y Taleb imputó por el incidente a dos funcionarios de la administración de Maiocco. La causa, por ahora, está caratulada como “lesiones imprudentes”. Uno es el secretario de Planeamiento, César Zucotti, que dejó su cargo en marzo último en mano de Matías Bardou. Además de Zuccotti, fueron imputados Ramón Cáceres, Sergio Jaime y Daniel Mansilla, trabajadores del laboratorio y de Defensa Civil municipal. Ya imputados, los funcionarios han designado abogados defensores, aunque todavía la Fiscalía no ha fijado fecha de indagatoria.

“Son dos encargados de la planta; el secretario de Planeamiento, que ya renunció, y el encargado de Defensa Civil los imputados. Son los nombres que surgieron como supuestos responsables por ese hecho de acuerdo con once testimoniales que se tomaron en la Fiscalía -indicó Taleb-. Están pendientes de respuesta pedidos de informe a Induquímica SA, llamadas entrantes y salientes de varios celulares y un informe técnico de Bomberos. Esta semana, además, salió un oficio a Medio Ambiente de la provincia. Cuando tenga en mi poder toda esa documentación, voy a resolver si se los cita a indagatoria”.

La garrafa se arrojó al río el domingo 31 de diciembre, después de realizar trabajos de reparación en la planta de agua.

César Zucotti, el ex secretario de Planeamiento de la Municipalidad de Victoria, fue quien explicó por qué se hizo ese procedimiento. “Me dijeron que no había otra alternativa. Que había que hacer esto, que ya había un antecedentes de hace 22 años de haber dispuesto un procedimiento así, entonces fijamos la posibilidad de tirarlo. Lo que se estudió es el lugar. Decidimos finalmente que el lugar más apto eran los galpones en las inmediaciones de la arenera. Entonces, cerca de las 3,30 del 1° de enero fuimos con personal y máquinas y lo tiraron al agua y se tiró ahí”, contó.

La garrafa, después de haber sido arrojada al río, emanó gas cloro, y ese gas fue inhalado por un pescador y sus dos hijos, que terminaron internados en el Hospital Fermín Salaberry.

Enterado del incidente, Taleb decidió abrir una causa de oficio.

En principio, la causa está caratulada como “Lesiones imprudentes”. Ese delito, dijo Taleb, tiene una pena de un mes a tres años de prisión, o la aplicación de una pena alternativa, que es una multa, y conjuntamente la inhabilitación especial para ejercer cargos públicos, de uno a cuatro años.

La pesquisa no sólo apunta a la Municipalidad de Victoria sino también a la empresa encargada de realizar los trabajos de reparación en la planta de agua, Induquímica SA.

Fuente: http://entreriosahora.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.