Derrumbe en Caballito: suspenden al arquitecto

El profesional responsable de la obra que provocó el desmoronamiento de una casa situada en Pedro Goyena 1654 no podrá firmar proyectos en la Ciudad durante 10 años.

La medida fue dispuesta esta tarde por la Dirección General de Fiscalización de Obras y Catastro del Ministerio de Gobierno de la Ciudad. Consiste en la suspensión en el uso de la firma del arquitecto Oscar Alegre, quien tenía a su cargo la obra que provocó el derrumbe de varias habitaciones de la casa del barrio de Caballito.

«Por mala praxis y contumacia ante el mantenimiento de las irregularidades sobre las que había sido advertido oportunamente, el viernes se firmó la sanción que consiste en 10 años de suspensión en la matrícula del arquitecto Roberto Alegre», informó el Subsecretario de Control Comunal porteño, Rafael Peña, en la Legislatura.

Fuente: www.infobae.com

Botnia paraliza sus obras tras la muerte de un obrero

Un chileno que operaba en la construcción de la planta de celulosa en Fray Bentos perdió la vida al caer desde una estructura de montaje de 20 metros de altura, según informó el Sindicato de la Construcción (SUNCA).

«El accidente fatal ocurrió en el rea de montaje donde el operario de la empresa subcontratada Tesa se golpeó con un caño mientras realizaba trabajos de soldadura, cayendo al vacío desde 20 metros lo que provocó su muerte instantánea», señaló el presidente del SUNCA, Pedro Porley.

El trabajador, Rodrigo Hernán Riberos de 33 años y nacionalidad chilena, había ingresado a la obra el 14 de enero.

La planta de Botnia se encuentra en etapa de construcción en la ciudad uruguaya de Fray Bentos (300 kilómetros al noroeste de Montevideo), sobre la ribera del Río Uruguay y lleva completada el 90% de la obra civil con un plantel de 4.700 operarios.

El emprendimiento industrial, centra un dilatado conflicto entre Uruguay y Argentina, que se opone al mismo alegando motivos ambientales y ha llevado el diferendo a la orbita de los tribunales internacionales.

Con motivo del fallecimiento, los obreros resolvieron paralizar las tareas hasta el 10 de abril y el sindicato de la construcción llevará sus inquietudes en materia de seguridad a la reunión que mantendrán Argentina y Uruguay en Madrid.

Fuente: www.infobae.com

POR FALTA DE MEDIDAS DE SEGURIDAD, FALLECIO TRABAJADOR APLASTADO

El accidente laboral se originó en la Villa Florencia de Traiguén, en circunstancias que se realizaban faenas de construcción de un puente de hormigón. El hecho se originó cuando una grúa pluma que levantaba una viga de mas de 80 toneladas, cedió aplastando al trabajador identificado como Juan Pablo Garrido Astudillo de 28 años, casado padre de tres hijos, quién falleció en el mismo lugar sin alcanzar a recibir atención médica de urgencia.

Además de la victima fatal, resultaron lesionados los trabajadores Carlos Valdés y Santiago Ramos. Estos prestaban servicios a una empresa subcontratista de Ranco y reciben atención médica de urgencia en el Hospital del Trabajador en Temuco, hasta donde fueron trasladados desde la provincia de Malleco.

Hasta el sitio del accidente, se trasladó el Secretario Regional Ministerial del Trabajo, Marcelo Segura, quien señaló â??este es el segundo accidente laboral con consecuencias fatales que se registra en la región en menos de dos mesesâ??.

El anterior corresponde a un trabajador de la construcción que se precipitó al vació mientras se encontraba en la techumbre de un colegio ubicado en el sector Dreves de Temuco, sin contar con las medidas de seguridad adecuadas para el caso.

La autoridad del trabajo, junto con reconocer que la nueva víctima contaba con los elementos de seguridad para desarrollar su trabajo, dijo que â??la empresa ‘Ranco’ no disponía de un plan integral para proteger a los trabajadores mientras desarrollan las faenasâ??.

La investigación preliminar desarrollada en terreno y que continuará a cargo de inspectores de la Dirección del Trabajo y de Salud, da cuenta que una viga de mas de 80 toneladas se desprendió de la grúa pluma y se pretende establecer si esta maquinaria tiene la capacidad para soportar dicho peso y si los operarios contaban con la capacitación para operar este tipo de máquina.

De establecerse la responsabilidad de la empresa ‘Ranco’, a cargo de las obras, se aplicarían drásticas sanciones, consistentes en multas en dinero.

En tanto el Ministerio Público, representado por el fiscal Jaime Rojas, inició una investigación con carácter de desformalizada, tendiente a establecer las circunstancias que rodean este fatal accidente laboral.

Fuente: www.diarioelgong.cl

Tres obreros murieron aplastados por una pared que se derrumbó en una obra

Las víctimas se encontraban en un edificio en construcción en General Paz al 900, al lado del Instituto Técnico. Permanecieron más de tres horas bajo los escombros, mientras los rescatistas intentaron hallarlos con vida.


SEPULTADOS. Tres obreros de la construcción quedaron atrapados bajo los escombros, al ceder la pared de un edificio en Barrio Sur.

Tres obreros que se encontraban en el interior de un edificio en construcción en General Paz al 900 fallecieron esta mañana al derrumbarse una pared de una casa contigua. Las víctimas fueron sepultadas por los escombros.

Claudio Neme, de 22 años, Javier Díaz, de 25 años, y Adrian Díaz, cuya edad aún no se confirmó, estuvieron casi tres horas bajo los cascotes. Mientras los equipos de emergencia luchaban por liberarlos con celeridad, en el lugar se vivieron momentos de tensión debido al hermetismo de las autoridades y a la desesperación de los familiares.

Los siete colegas que lograron salir cuando comenzaron a caer los escombros relataron que la medianera tenía grandes dimensiones. â??Era una pared grande, de más de cinco metros de altura â??, dijo un obrero que no se identificó. â??Cuando vi que se me venía encima, salí corriendo. Yo les dije que no teníamos que seguir cavandoâ??, contó conmocionado.

En el lugar se encontraban trabajando equipos médicos, policías y bomberos. LA GACETA (C)

Fuente: www.lagaceta.com.ar

Dos obreros muertos en distintos accidentes

Dos obreros de la construción murieron hoy en sendos accidentes ocurridos el primero alrededor de las 11.30 y el segundo cerca de las 15.30.

En el primero de los hechos, un obrero de la construcción falleció este mediodía luego de caer de un andamio en el que se encontraba trabajando en Tucumán al 3100.

La víctima, que aún no ha sido identificada, se habría precipitado desde unos 15 metros de altura y falleció en el acto debido a las graves heridas recibidas.

Interviene la seccional 7ª por razones de jurisdicción.

En el segundo accidente, un obrero que estaba trabajando en un comercio de Junín al 700 se precipitó al vacío – aparentemente estaba cambiando algunas chapas del techo de una empresa de maquinarias – y falleció cuando era trasladado al hospital Centenario.

Interviene la seccional 8ª por razones de jurisdicción.

Fuente: www.lacapital.com.ar

ACCIDENTE DE TRABAJO. Trabajador de altura. Caída al vacío. Muerte

«Coincido con el sentenciante en que la relación entre el consorcio de propietarios y Ortiz se gestó y desenvolvió en el ámbito del contrato de locación de obra y no en el de una relación laboral comprendida en el decreto 911/96. Lo cual no significa que Ortiz, en su carácter de empresario o locador, no debiese adoptar para sí y eventualmente para sus dependientes, las medidas de seguridad que establece el decreto para el trabajo en altura. Pero, es obvio, tales medidas de seguridad no eran exigibles al consorcio de propietarios por cuanto Ortiz no era trabajador dependiente suyo, ni tenía a su cargo controlar ni supervisar el cumplimiento de las normas técnicas que rigen su arte o profesión. El art. 7° del decreto señala claramente que «el empleador es el principal y directo responsable, sin perjuicio de los distintos niveles jerárquicos y de autoridad de cada empresa y de los restantes obligados definidos en la normativa de aplicación, del cumplimiento de los requisitos y deberes consignados en el presente decreto». El consorcio no fue empleador de Ortiz sino locatario de la obra – es decir, su dueño -.»

«El occiso no falleció a causa – como consecuencia – de la actuación del riesgo o vicio de la cosa, copropiedad del consorcio. En otras palabras, el accidente sufrido por Ortiz no devino a causa del mentado riesgo o vicio, en los términos del art. 1113, segundo párrafo, segunda parte, del Cód. Civil, como lo pretende la parte actora en su memorial, sino a causa de las deficientes condiciones de seguridad en el armado de la silleta, que le es exclusivamente imputable (arg. art. 1111, Cód. Civil).»

«Cierto es que el consorcio podría ser, por hipótesis, responsable si pudiera atribuírsele el incumplimiento – o cumplimiento defectuoso – de una obligación de seguridad a su cargo. Pero nada se ha probado al respecto. Amén de ello, la existencia y los alcances de la obligación de seguridad debe ameritarse en concreto, como lo señaló el doctor Ojea Quintana en el precedente de la Sala I de este Tribunal dictado en un caso que guarda analogía con el presente (sentencia libre del 4/4/2000, JA, 2000 – III – 233). Pero no es el caso de autos, por cuanto para llevar a cabo las labores de pintura y demás trabajos en el edificio se contrató a quien, en razón de su oficio, debía conocer los peligros y cómo conjurarlos (de lo cual hace mérito ha sentencia en recurso); no parece verosímil que las partes entendieran que los copropietarios se obligaban a neutralizarlos, más allá del deber de cooperación con el locador a fin de que éste pudiera ejecutar la obra en condiciones que no pusiesen en riesgo su seguridad personal.»

«LÓPEZ, RAMONA EMILIA c./ CONSORCIO DE PROPIETARIOS PACHECO DE MELO 2695, s./ DAÑOS Y PERJUICIOS» – CNCIV – 28/12/2006

Cayó un obrero de un cuarto piso y su estado de salud es crítico

El trabajador se encontraba bajando ladrillos de un montacargas que se desplomó.


Policías inspeccionaron el lugar del accidente, en Rosas y Viamonte

Un obrero cayó ayer al mediodía del cuarto piso de un edificio en construcción en Juan Manuel de Rosas y Viamonte. Arturo Gómez, de 46 años, estaba descargando ladrillos de un montacargas que se estampó en la planta baja. Fue derivado de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde el jefe de guardia, Ricardo España, remarcó que tenía politraumatismos de gravedad y estaba en «estado crítico». El caso se tramita en el Juzgado Correccional de la 10ª Nominación, a cargo de Daniel Acosta.

El edificio es comercializado por la firma Pagano Luraschi; pero está siendo construido por Roca S.A, a cargo del arquitecto Omar Rahi. El profesional explicó a La Capital que el accidente se produjo cuando el obrero descargaba los ladrillos del montacargas. «Puso un pie en el guinche y el montacargas se zafó inexplicablemente», destacó.

Rahi subrayó que el albañil «estaba utilizando un casco protector pero no arnés, ya que no trabajaba colgando en altura, sino en un piso; y su caída se produjo cuando intentaba descargar los ladrillos del montacargas». Remarcó que Gómez «está cubierto por una ART» y que el encargado de la obra «inmediatamente llamó al Sies», que llegó a los pocos minutos.

El titular de la comisaría 4º, Fernando Torres, detalló a pocos instantes de ocurrido el accidente, que al infortunado obrero «le sangraba la nariz, así que los médicos le colocaron un arnés para trasladarlo», y agregó que los peritos de la sección Arquitectura y Planimetría de la policía están realizando las pericias.

Fuente: Diario La Capital

El número de muertos en el puesto de trabajo sube un 35% durante 2006

19 personas, además de otras cinco in itínere, fallecieron el año pasado.
Los accidentes totales suben un 1,82%, con ascensos en la industria (3%) y en el sector servicios (5%).


La construcción es uno de los sectores más peligrosos.Foto: archivo

Pamplona. Al menos 24 personas perdieron la vida en accidentes de trabajo en 2006, según los datos «absolutos y provisionales» remitidos ayer por el Instituto Navarro de Salud Laboral. Estos guarismos constatan un incremento del 35% en fallecidos en el puesto de trabajo – se pasa de 14 a 19 – y un incremento total del 1,82%.

Las cifras indican que un total de 12.756 trabajadores sufrieron un accidente laboral en su puesto de trabajo, a lo que hay que añadir 1.054 más ocurridos in itínere, es decir de camino al trabajo o de regreso desde él. Estos últimos experimentaron un descenso del 5% que contrasta con el 36,8% experimentado en los accidentes de tráfico generales con la implantación del carnet por puntos. «La diferencia de porcentaje responde no tanto al comportamiento vial de los trabajadores y trabajadoras como a factores relacionados con la fatiga, el cansancio y las prisas», explicó Carmen Sesma, responsable de Salud Laboral de CCOO. Para la dirigente sindical, detrás de todo esto se esconde la falta de una política de movilidad en las empresas que debería ponerse en marcha, con el objetivo principal, además de otros, de proteger a los trabajadores y trabajadoras frente a los accidentes in itínere.

Quizá el único dato alentador lo constituye el descenso en el número de accidentes graves en el puesto de trabajo, que con 123 casos experimentó un descenso del 17%. Este dato, agregado al de casos mortales, es uno de los más valorados por las centrales sindicales, ya que en muchas ocasiones la diferencia entre un accidente moral y uno grave es «de apenas unas décimas de segundo». Los accidentes leves, que suponen la inmensa mayoría del total, crecieron un 2%, hasta suponer 16.614 partes de baja.

En las próximas semanas se conocerá también el índice de incidencia por cada mil trabajadores. Debido al aumento en el número de ocupados y de cotizantes a la Seguridad Social, es probable que registre un pequeño descenso, por lo que se confirmará una tendencia iniciada hace ya unos años. Los datos seguirán estando, sin embargo, muy lejos de la media europea. España arroja, año trás año, los peores datos de su entorno.

Si atendemos a los sectores de actividad, se ha producido un descenso en agricultura (-7%) y construcción (-2,7), seguramente el sector con un índice de incidencia más elevado. Sin embargo, en industria y en el sector servicios se ha producido un incremento de un 3% y 5% respectivamente.

CCOO ofreció una nota de prensa valorando los datos y exigió la «la puesta en marcha del Acuerdo Interinstitucional» propuiesto al Tribunal Superior de Justicia de Navarra para coordinar a las administraciones y poder combatir los accidentes laborales.

juan ángel monreal

Fuente: www.noticiasdenavarra.com

Mueren dos obreros tras un derrumbe

El derrumbe se registró en la localidad de Ezpeleta. Varias dotaciones de bomberos que trabajan en el lugar encontraron sin vida a a las dos víctimas. Otras tres personas resultaron heridas.

Dos obreros murieron esta tarde al quedar sepultados bajo un pila de escombros tras el derrumbe de una obra en construcción que se realizaba en la localidad bonaerense de Ezpeleta, en el partido de Quilmes.

Asimismo, al menos otros tres trabajadores resultaron heridos, versión que no pudo ser confirmada por la Policía.

El accidente ocurrió alrededor de las 16 en la obra en construcción ubicada en la esquina de las calles Mendoza y Río Salado, en la zona sur del conurbano.

Tres dotaciones de bomberos del Cuartel Central de Quilmes concurrieron para auxiliar a las víctimas.

Alrededor de las 17.30, el comandante Néstor Gugliemino, segundo jefe del Cuartel Central de Bomberos de Quilmes, informó a DyN de la existencia de dos víctimas fatales.

Personal de Apuntalamientos de la Municipalidad de Quilmes y de Defensa Civil se hicieron presentes para remover los escombros, tareas que continuaban minutos antes de las 18.

Fuente: DyN

Fuente: www.infobae.com

Otra obra causa graves daños a un patio vecino

La construcción, en Cochabamba al 1200, convirtió la casa lindera en un lugar insalubre.

«Nos destruyeron la casa, ya no podemos usar más el jardín y mi esposa está bajo tratamiento médico», declaró Rubén Sáenz, mientras mostraba el patio trasero de su casa cubierto de materiales de construcción. Sobre la medianera oeste de su vivienda se está levantando un edificio de más de diez pisos sin la suficiente protección como para que los vecinos no sufran el desprendimiento constante de materiales de la obra. Sáenz hizo reclamos en la Municipalidad, pero no obtuvo respuesta. Ahora se prepara para iniciar una demanda judicial.

Hace más de un año que Rubén y Vilma, su esposa, viven encerrados sin poder disfrutar del jardín con pileta que construyeron hace una década, al irse a vivir a Cochabamba 1237. Desde que comenzó la construcción del edificio lindero (con el número 1255) su casa se convirtió en un infierno: continuamente caen trozos de hormigón, vigas de madera, alambres, piedras de más de tres kilos y ladrillos, además de cascos de albañiles, baldes y mazas.

Riesgos físicos

Ya no son sólo daños materiales los que provoca esta construcción sino que también corre riesgo la salud y la vida de cualquier persona que se asome al patio manifestó Rubén

«Al principio sólo caían cemento y hormigón, pero todo empeoró cuando se desprendieron dos vigas de madera de dos metros, piedras grandes con alambres, cascos de albañil y hasta una regla de metal de dos metros», enumeró el dueño de casa.

Ahora la pileta está clausurada y «ya los nietos no pueden venir», manifestó apenado. La piscina tiene destruidos los bordes y el fondo. También las paredes del lavadero de la casa sufrieron una profunda rajadura, por donde ahora se filtra agua, lo que lo hace inutilizable.

De poco sirvió la mediasombra que colocaron los albañiles como medida de protección. A los días se desprendió y cayeron maderas, que destruyeron las tejas del quincho del fondo en el patio.

El dueño de casa, así como otro vecino, hizo las denuncias correspondientes, pero la Dirección de Obras Particulares «sólo mandó a dos inspectores y no pasó nada más», declaró Rubén, quien cree que la obra debería ser clausurada.

Fuente: Diario La Capital