Calculando el coste del estrés de origen laboral

El estrés de origen laboral es más caro de lo que puede parecer.

Su coste para las organizaciones va más allá del absentismo y la disminución de la productividad. Los trabajadores soportan además el coste de una mala salud y de merma de la calidad de vida. En última instancia, quienes lo pagan son la economía nacional y la sociedad.

Un nuevo informe de la EU-OSCHA examina los costes del estrés de origen laboral y muestra que, contra la creencia popular, cuesta más ignorar el estrés que abordarlo.

Descargar el informe: Calculating the cost of work-related stress and psychosocial risks (en inglés)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.