Icono del sitio Safety Blog®

La increíble historia del niño que puede quedar ciego por la pirotecnia

Un chico de 13 años de Misiones lucha por salvar la visión. Ocho años atrás perdió la visión de un ojo por un petardo y en esta Navidad se lastimó el otro. Evalúan su traslado al hospital Garrahan de Buenos Aires.

Lourdes Rodríguez dijo que Juan Gabriel Ibarra, de 13 años está bien y se puso contento ayer porque «puede ver un poquito».

El chico tiene afectada la vision del ojo izquierdo, al estallarle un petardo en la mano el sábado a la medianoche en los festejos de Navidad, en su vivienda en el barrio Primavera de Puerto Iguazú.

Está internado en el Samic de El Dorado y se evalúa su traslado al Hospital Garrahan en Buenos Aires.

El ojo derecho lo había perdido a los 5 años por la misma causa. La mujer amenazó con denunciar a la comerciante que le vendió la pirotecnia a su hijo.

«Gabriel no prendió el cohete lo tenía en la mano, había otros chicos jugando con virulana prendida y salpicó un poco de fuego a la bomba que tenía mi hijo en la mano y así explotó», afirmó la madre al diario «Misiones on line».

Contó ademas que el chico también «resultó con dos deditos destruidos y quemaduras en algunas partes del cuerpo».

Lourdes Rodríguez comentó que es separada, tiene cuatro hijos y ayer Juan Gabriel pidió por su padre, con quien no tiene contacto desde hace dos años.

Fuente: www.infobae.com

Salir de la versión móvil